Palacio Legislativo de San Lázaro, 30 de junio de 2016.

Boletín 377/16

 

CREADORES Y OPERADORES DE RADIOS COMUNITARIAS E INDÍGENAS YA NO DEBEN SER CRIMINALIZADOS

 

Expertos en el tema coincidieron en la necesidad de brindarles más espacios y facilidades para que accedan a recursos financieros y asesoría legal para su operación y preservar su labor social.

Los diputados Ángel Hernández de la Piedra y Juan Romero resaltaron la importancia del Foro “Marco Legal y Experiencias de las Radios Comunitarias e Indígenas”, organizado por el diputado Virgilio Caballero, Vicecoordinador de la bancada de Morena.

 

Es necesario brindar más espacios a las radios comunitarias e indígenas, así como facilidades para que accedan a recursos financieros y asesoría legal para su operación, con el fin de que continúen con su labor social y sus creadores y operadores dejen de ser criminalizados por el Gobierno Federal, urgieron expertos en el tema.

 

En el marco del Foro “Marco Legal y Experiencias de las Radios Comunitarias e Indígenas”, organizado por el Grupo Parlamentario de Morena, diversos analistas coincidieron que dichas radios son esenciales para que las comunidades rurales e indígenas no sólo conozcan lo que sucede en el resto del país, sino también para difundir sus lenguas originarias e identidad cultural, y brindar un servicio social.

 

Al clausurar el evento, realizado en el Recinto de San Lázaro, el diputado Ángel Antonio Hernández de la Piedra resaltó la importancia de este tipo de foros, porque en la práctica de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión existen muchas complicaciones. Sin embargo, dijo, hay disponibilidad y buena voluntad, por lo que es momento de trabajar en los asuntos que han limitado y no han podido reivindicar esta deuda histórica con las radios comunitarias e indígenas.

 

“Este foro va encaminado justamente a eso: que tengamos una vinculación; nos estamos reencontrando. Esto salió a propuesta del diputado Virgilio Caballero, Vicecoordinador de la bancada de Morena y Secretario de la Comisión de Radio y Televisión”.

 

En su oportunidad, el diputado Juan Romero Tenorio se refirió a los problemas de financiamiento para los medios comunitarios e indígenas. Por ello, apuntó, es un buen momento ahora, pues a unas semanas de que el Poder Legislativo analice el Proyecto de Presupuesto para el 2018, se podrá buscar el consenso de otras fuerzas parlamentarias al respecto.

 

En la primera mesa de análisis “Contexto Social y Político de las Radios Comunitarias e Indígenas”, María Eugenia Chávez, excoordinadora Ejecutiva de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) México, puntualizó la necesidad de modificar la Ley General de Bienes Nacionales, con el fin de definir de manera precisa la naturaleza del espectro radioeléctrico.

 

“Con ello se busca que ya no se encarcele a los comunicadores indígenas que hacen uso del espectro radioeléctrico sin contar con un permiso, ya que es inviolable la libertad de difundir información e ideas a través de cualquier medio”, recalcó.

 

Por su parte, Sócrates Vázquez, Director de Radio Jënpoj (Oaxaca), sostuvo que las radios comunitarias indígenas hacen una clara defensa de la lengua materna y de su identidad cultural. “Esto es trascendente en la situación política actual del país, por acontecimientos como lo ocurrido recientemente en Nochixtlán, además de que dicho espectro es parte importante para el desarrollo y convivencia de los pueblos.

 

En esta mesa, moderada por el diputado Virgilio Caballero, además se contó con la participación de Elsa Castorelo, representante de Red Mujeres AMARC; Melquiades Kiado Cruz, de la Secretaría de Asuntos Indígenas de Oaxaca; Erik Coyotl, de Radio Cholollan (Puebla), y José Valencia, de la Organización de Radios Comunitarias de Michoacán (ORCEM).

 

Posteriormente, en la mesa “Dificultades para el Acceso a Recursos Financieros de Operación, Investigación y Crecimiento”, Reyna Melchor Rivas, Directora de Radio Teocelo (Veracruz), criticó que los participantes del Pacto por México –PRI, PAN y PRD– mutilaron la Ley Federal de Radio y Televisión y con ello dejaron intacto el poderío de los grandes operadores de telecomunicaciones.

 

“La razón por la cual se aplica mano dura hacia los medios comunitarios, impidiendo su acceso a las frecuencias de radio, mientras se permite banda ancha a los grandes concesionarios, es que las leyes en la materia han sido diseñadas y aprobadas para preservar, por no decir regalar, el espectro radioeléctrico en beneficio de particulares”, enfatizó.

 

En este diálogo también estuvieron presentes Melquiades Rosas, Director de Radio Nadhia (Oaxaca); Guillermo Monteforte, fundador de Ojo de Agua Comunicación (Oaxaca); Indalecio Benítez, representante legal de Radio Calentana Luvimex (Estado de México), y Juan Pedro Jaimes, Director de Inversiones y Coinversiones del Instituto Nacional de Emprendedores (INADEM).

 

Por último, la mesa de discusión “Límites y Alcances de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión en materia de Radios Comunitarias e Indígenas” fue encabezada por el diputado Ángel Hernández de la Piedra, integrante de Morena y de la Comisión de Radio y Televisión.

 

Ahí, Adriana Solórzano,,Presidenta de la Asociación Mexicana de Defensorías de Audiencias (AMDA), consideró que si bien se reconocen los avances en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, los legisladores han quedado a deber en materia de estaciones comunitarias e indígenas.

 

A su vez, Juan Carlos Flores, comunicador y defensor de derechos humanos, afirmó que es insuficiente reconocer los derechos de los pueblos indígenas, ya que se debe empezar a pagar la deuda que se tiene con ellos y para ello es necesaria un área específica que atienda a este sector de la población, como parte de la estructura del IFT.

 

Héctor Camero Haro, representante nacional de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) México, y Erick Huerta, fundador de Redes por la Diversidad, Equidad y Sustentabilidad (REDES), resaltaron la necesidad no solo otorgar una concesión a cada radio comunitaria e indígenas, sino además destinar recursos económicos para garantizar el inicio de transmisiones y un fondo anual de apoyo a la producción de programas.