LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención en tribuna de la diputada Wendy Briceño Zuloaga, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, en el marco de la sesión solemne con motivo del Día Internacional de la Mujer.

10 marzo, 2020 - Prensa

DIPUTADA WENDY BRICEÑO ZULOAGA (WBZ). Wendy Briceño Zuloaga: Buenas tardes, compañeras y compañeros y a todo el pueblo de México. Hace un año, desde este mismo estrado, en la primera conmemoración del 8 de marzo hablamos desde la memoria, recordamos a las precursoras que abrieron camino e hicieron posibles nuestros derechos.

Por eso, tras reflexionar sobre la participación de las mexicanas en los últimos meses y días, quisiera hablarles de nuestras presencias.

De las antecesoras aprendimos a evidenciar, a no callar, a luchar y a resistir. Nos heredaron un nuevo tiempo, un tiempo de mujeres. Pero nuestra llegada no ha sido bien entendida por todos. Se ha recrudecido la violencia contra las mujeres en México, en todos los espacios y estratos sociales, en nuestras casas, trabajos, comunidades, escuelas y relaciones. Seis de cada diez mexicanas declararon haber sido víctimas de algún episodio de violencia en su vida, de acuerdo con cifras de la ONU en 2019.

Cerca de 38 millones de mujeres de distintas edades, estratos sociales con disparidades en nuestros derechos sociales hemos sufrido en nuestra propia persona alguna intimidación, discriminación o vejación ejercida por otros.

En sus justas proporciones y haciendo énfasis en que aun cuando son crueles y devastadoras las cifras por conflictos armados, las mujeres mexicanas vivimos ante una constante y sistemática violación a nuestros derechos humanos.

Las formas son atroces, consentidas por la omisión, con huellas de tortura, violencia sexual y hasta institucional que rebasan y saturan cualquiera de los sentidos y emociones.

Lo hemos dicho también, no hay violencias espontáneas y el Estado mexicano, en su conjunto, tiene que actuar articuladamente.

Hoy, 10 mujeres son asesinadas cada día en México, por el hecho de serlo. Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, del 2015 a 2019 se presentaron alrededor de 3 mil 578 feminicidios a nivel nacional.

Estado de México y Veracruz continúan siendo las entidades más peligrosas para las mujeres.

Pero pese a las violencias, la invisibilidad de nuestras voces y trabajo, también hemos aprendido a reconocer sin temor que nuestra crianza, trabajo y vida se ha forjado en la colectividad.

El trabajo unido y sostenido nos ha permitido afirmarnos contra el enemigo, el patriarcado. De ahí que el aporte de las mujeres en los espacios públicos, como lo es esta Legislatura paritaria, no se vea como una concesión ante el poder, sino como una oportunidad potencializadora de voces y demandas de todos los grupos de mujeres.

Desde esta legislatura hemos aprobado y forjado las bases para garantizar una mayor participación de las mujeres en los espacios públicos, como lo ha sido la aprobación de la paridad en todo.

También hemos puesto las bases para gozar una vida libre de violencias, como lo fue el reconocimiento y tipificación de la violencia digital, llamada Ley Olimpia, y la propia violencia política contra las mujeres en razón de género. Ambas reformas son llevadas de la mano de la sociedad civil y serán votadas ya esta semana, esta última en particular en el Senado de la República.

Por lo que desde aquí anunciamos el compromiso de recibirla y legislar aquellos cambios planteados a la brevedad.

Esta legislatura no ha escatimado para evidenciar y sancionar todos los tipos de violencias que trastocan a las mexicanas, a las niñas, en cada una de las etapas de nuestras vidas.

Votamos la violencia obstétrica, cuya manifestación silenciosa ha vulnerado los derechos de miles de mujeres madres mexicanas.

Desde aquí promovemos el reconocimiento de la salud de las mujeres, incluidos sus derechos sexuales y reproductivos, como dignificación y respeto a la autonomía, porque las decisiones de nuestros cuerpos y vida no le pertenecen al Estado ni a alguien más.

Vamos por la no criminalización de las mujeres, por decidir lo que es mejor para nosotras.

En nuestro país no deben existir mujeres de primera y de segunda. Hacemos un llamado institucional, de todas las ideologías partidistas, a que votemos en conjunto el avance de los derechos de las niñas y mujeres en México para gozar una vida libre de violencias.

Como parte de las acciones sustantivas para fortalecer lo que desde este espacio legislativo hemos asentado, es fundamental impulsar que las fiscalías trabajen con los insumos normativos adecuados para la correcta clasificación del delito en cada caso, contando con la evidencia suficiente desde una perspectiva de género.

Actualmente existen 28 tipos penales distintos de feminicidio en los códigos penales de las entidades federativas, más lo establecido en el Código Penal Federal y la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. De ahí la necesidad de contar con un código único.

Es necesario también reducir la brecha entre casos iniciados y aquellos con sentencia, así como identificar de manera clara en qué casos se procede como feminicidio y en cuáles como homicidio doloso contra una mujer.

Sobre el mecanismo de alertas de violencia de género, ya se encuentran discutiendo las y los senadores en comisiones y con las organizaciones y las instituciones responsables. Por lo que confiamos lleguen a buen término las reformas aprobadas en esta Cámara baja.

El sistema en el que vivimos se ha instalado durante años en un falso concepto de bienestar. Por eso, para combatir la pobreza y violencias acentuadas en el proyecto neoliberal, el Movimiento Amplio de Mujeres debe rebasar las banderas partidarias, porque una cosa debe de quedar clara, el principal sujeto político de esta gran transformación somos las mujeres, para que el patriarcado caiga, para que el neoliberalismo caiga, tenemos que dejar de sostenerlo y replicarlo cada día.

Nuestro camino debe encauzarse en la dignificación de los derechos de todas las mujeres, urbanas, rurales, migrantes, trabajadoras de la tierra, trabajadoras del hogar, asalariadas y no remuneradas, defensoras y activistas, mujeres de todas las orientaciones e identidades sexo-genéricas, de las profesionistas, de las trabajadoras informales que enfrentan día a día la doble y triple jornada y la desigualdad laboral, de la adultas mayores que mitigan carencias y violencias silenciosas, de las niñas que tomadas de la mano de sus madres y junto a las jóvenes han pintado de violeta las calles de Tijuana, de Ecatepec, de Hermosillo, de Chihuahua, hasta el Zócalo capitalino para retumbar que el centro de la emergencia está en la defensa de nuestras vidas.

La violencia feminicida se ha hecho cada vez más palpable para todas las mexicanas, de los estratos económicos y sociales, pero cuando esta pandemia parece insostenible, surgen nuevas fuerzas, llegan nuevas manos para empujar, la rabia florece en una nueva articulación llena de ideas libres.

Aquí no hay pensamiento unilateral. Aquí cabemos todas, y de tanto color nos confundimos con la primavera.

Para visibilizar nuestra fuerza y aporte ayer pausamos, pero no paramos, porque aún hay muchas que no pueden hacerlo. La pobreza y la precariedad laboral hacen incluso, de la protesta, un privilegio de unas cuantas.

Es por esto que nosotras, las que estamos presentes resistimos...

WBZ. Gracias, presidenta. Esto no es una expresión de un grupo parlamentario. Esta es expresión de miles de mujeres en las calles, de mujeres y niñas. Lástima que no lo puedan entender, es una lástima.

Continúo. Es por esto que nosotras, las que estamos presentes y resistimos, no podemos parar. Ahí están las buscadoras que en autogestión y bajo riesgos construyen memoria y nosotras, las aquí presentes, debemos ser la herramienta para derribar las barreras, no para poner más muros.

Y para derribarlas también necesitamos que hombres conscientes se sumen y se responsabilicen desde la acción. No son días de asueto para nadie, es un momento histórico de reflexión colectiva y la primera batalla se libra no tolerando las violencias, ni siquiera por omisión. Nunca como ahora el nivel y la participación en el tema de derechos de las mujeres habían sido tan vastos.

Como representantes populares, los tres Poderes, todos los órdenes de gobierno, debemos apremiar las demandas de la protesta social y el activismo. Hagamos lo que nos corresponde. Hagamos más. Hagamos lo imposible.

Después, en el decantado alejamiento del lunes 9, simbolizamos parte de las ausencias y civilizamos nuestra existencia. La lucha nunca ha sido fácil para nosotras...

WBZ. Presidenta, estamos en posicionamiento, presidenta.

Presidenta, yo solamente quisiera comentar algo.

Mire, diputada, con el debido respeto, creo que no ha lugar, no es el momento en los posicionamientos.

WBZ. Gracias, presidenta. Miren, yo solamente diré lo siguiente, perdón, presidenta, y lo puedo hacer ya dentro de mi tiempo si esto es necesario. Esta es una sesión solemne, señores, señoras. Si ustedes tienen tema en relación con iniciativas, véanlo con las comisiones correspondientes.

Y eso, diputadas, no voy a personalizar porque van a decir que son señalamientos, no, atraviesa a todas las comisiones y de todos los grupos parlamentarios. Es la crítica y la autocrítica y no detengamos aquello que nos hace ruido, por favor, porque llegamos aquí para legislar todo lo que nos atañe y lo que es una problemática social y por lo que mujeres y niñas mueren. Durante muchos años los gobiernos emanados de Acción Nacional –y lo digo a título personal– no han hecho absolutamente nada para frenar la muerte de mujeres.

Continúo. Nunca como ahora el nivel y la participación en el tema de derechos de las mujeres habían sido tan vastos. Como representantes populares, todos los Poderes de la Unión debemos apremiar las demandas de la protesta social y el activismo. Hagamos lo que nos corresponde, hagamos más, hagamos lo imposible. Después en el decantado alejamiento del lunes 9, simbolizamos parte de las ausencias, visibilizamos nuestra existencia.

La lucha nunca ha sido fácil para nosotras, pero hoy las mexicanas nos hemos reconocido desde nuestros gritos y desde nuestros silencios por la libertad irrenunciable de ser, porque en la fuerza de todas en esta primavera violeta nos encontramos.

Hoy no somos ola, somos tsunami, somos semillas y nuestra misión es sembrar una mañana de justicia, de igualdad y, sobre todo, de vida libre de violencias. Es el tiempo de revolucionar las conciencias, es el tiempo de las mujeres, de las niñas mexicanas. La historia es nuestra. Nunca más un México sin nosotras. Vivas y libres nos queremos. Por la libertad y la vida de las mujeres. Es cuanto. Gracias.

 

 

LINK PARA DESCARGAR VIDEO:
https://www.youtube.com/watch?v=7TUk8WxUa5c&t=10s

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez