LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención en tribuna del diputado Mario Delgado Carrillo, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, para fijar la postura de su grupo parlamentario con motivo de la apertura del Primer Periodo de Sesiones Ordinarias del Tercer Año de Ejercicio de la LXIV Legislatura en la Sesión de Congreso General

1 septiembre, 2020 - Prensa

DIPUTADO MARIO DELGADO CARRILLO (MDC). Compañeros, compañeras, legisladores, legisladoras, bienvenidos los senadores y senadoras de la República a la Cámara de Diputados. Hoy se cumplen dos años de los trabajos de una legislatura histórica, la de mayor legitimidad democrática desde 1913.

Una mayoría que no se nos olvide, viene de una auténtica revolución pacífica en las urnas, la ocurrida en 2018, movida por la aspiración de cambio de una sociedad cansada de la corrupción y la violencia.

El reto no era menor, iniciar la transformación de nuestro país, construir un nuevo régimen político y de convivencia, así como un nuevo modelo económico después de la bancarrota neoliberal.

Hace dos años que venimos con la convicción de hacer cumplir el mandato del pueblo, de hacer historia, un mandato para traducir en leyes el programa de transformaciones profundas encabezadas por Andrés Manuel López Obrador, una agenda auténticamente fundacional para desterrar la corrupción, reducir la desigualdad y recuperar la paz con justicia.

Hace dos años dije aquí que nos habían dejado un país en ruinas, y al ir recibiendo nuestro gobierno, todo lo que dejaron, les podemos decir que lo dejaron en ruinas y en etapa de cáncer terminal de corrupción, que afecta a todos los sectores de la vida pública del país.

Hoy nos presentamos con la frente en alto, con la satisfacción del deber cumplido.

Por haber cumplido puntualmente, haber impulsado la agenda a la que nos comprometimos, la agenda de la cuarta transformación. Hemos cumplido cabalmente lo que prometimos y hemos respetado siempre la ley.

Hace mucho, mucho tiempo en política, en nuestro país, que no se cumplía lo que se prometía y eso marca la diferencia con los partidos y mayorías del pasado. No somos iguales, nuestra autoridad política proviene de la autoridad moral que nos da el respeto a la ley y el apego a nuestros principios.

Para aquellos que no ven los cambios, déjenme recordarles lo que aquí se ha hecho. Uno de los grandes anhelos de la cuarta transformación es que nuestro país viva en una auténtica democracia, que el pueblo decida por ser el soberano, los principales asuntos públicos del país.

El pueblo de México es mucha pieza, por eso queremos darle todo el poder, por eso la reforma de consulta popular y la revocación de mandato, instrumentos claves para detonar nuestra democracia participativa.

También, en una auténtica democracia, la voz del pueblo se respeta, por eso los delitos electorales ahora en la Constitución son graves, para terminar para siempre con las vergonzosas historias de los fraudes electorales.

Tenemos el compromiso, por primera vez, que el gobierno no intervendrá, porque es un gobierno que viene de la lucha democrática. Y esta Cámara, esta mayoría, condujo además un proceso ejemplar en la selección de consejeros del INE para fortalecer la autonomía de esta institución, la autonomía del árbitro, porque no nos condujimos con el principio de cuotas y de cuates, sino de elegir a ciudadanos comprometidos con nuestra democracia, de tal manera que las elecciones del año que entra tienen todo para ser las más limpias y transparentes de la historia.

La corrupción, decía yo, es el peor cáncer que ha existido en la vida pública nacional, ha generado pobreza...

Entiendo...

Gracias, presidenta. Déjeme decirle que, entiendo a los legisladores de la derecha que dicen dos años perdidos, y veo en su cara el desasosiego, la desesperanza. Seguramente se refieren a que llevan dos años perdidos sin moches, porque se acabaron los moches a los que estaban acostumbrados.

Entiendo, entiendo además que traigan la pólvora en la piel, por los cañonazos que recibieron en la reforma energética. Decíamos que la pobreza que ustedes tanto impulsaron ha generado pobreza, atraso, violencia, marginación y muerte.

La propuesta del presidente es erradicarla por completo, por eso empezamos por lo más elemental, por lo que sus mayorías nunca vieron: que la corrupción fuera un delito grave en la Constitución.

Además, el viejo reclamo popular: que los corruptos devuelvan lo que se robaron, ahora es posible con las reformas a la extinción de dominio, para aplicar esa figura a los bienes obtenidos de manera ilícita.

Con el nuevo Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado se va a dedicar justamente a eso, a regresarle a la gente lo que le robaron de manera injusta.

También modificamos la ley para perseguir a aquellos que le roban al pueblo, al evadir el pago de impuestos a través de la facturación falsa o las empresas fantasmas que permitía el robo a la nación en un negocio multimillonario. Los defraudadores fiscales son criminales que deberán pagar con cárcel por sus delitos.

Agracemos a los grupos parlamentarios la aprobación, el acompañamiento para reformar la Ley de Adquisiciones, para erradicar la corrupción en una de sus versiones más crueles e inhumanas: la compra de medicamentos.

La austeridad republicana no es un concepto administrativo o presupuestal, es un principio ético en la conducción del servicio público, porque no puede haber gobierno rico con pueblo pobre.

Los recursos no son recursos del gobierno, son recursos de México. Por eso no pueden destinarse como ustedes lo hacían, a frivolidades, despilfarros o la corrupción. Hemos aprobado, también, la Ley de Remuneraciones para que nadie gane más que el presidente de la República y para que se recupere el principio juarista de que el servidor público debe vivir en la medianía del servicio.

Terminamos con la burocracia dorada que ustedes propiciaron crecer. La ley que aprobamos permitirá que la austeridad republicana sea la característica principal de la administración pública a partir de este gobierno y va a ser muy útil para que en el futuro evitemos un Estado despilfarrador. Debemos alcanzar la honestidad como forma de vida y de gobierno, moralizar cada aspecto de la vida nacional para potenciar la gran riqueza material, social y cultural de México.

El presidente con mayor legitimidad en los últimos años ha utilizado la gran autoridad que le ha dado el pueblo de México para transformar por completo la piedra angular del sistema político mexicano: la figura del presidente imperial, del presidente intocable, impune.

La reforma constitucional para incluir la revocación de mandato obligará al primer mandatario a gobernar siempre del lado del pueblo, la eliminación de la facultad constitucional, en el artículo 28, que le permitía al presidente condonar discrecionalmente impuestos era el instrumento que permitió la nefasta simbiosis entre el poder político y el poder económico que alentó a niveles insospechados la corrupción.

Se acabó, entonces, el presidente socio, el presidente compadre. El día de mañana aprobaremos la eliminación del fuero para que el presidente también pueda ser juzgado como cualquier otro ciudadano.

En la cuarta transformación el presidente de la República está sometido a controles constitucionales que nunca antes había tenido; ahora es un funcionario público sin privilegios, responsable legalmente de los delitos que cometa y con la obligación de estar cercano al pueblo.

Pero, sin duda, el mayor logro de esta legislatura es la aprobación de la iniciativa del Ejecutivo al artículo cuarto constitucional, el salto más grande en materia de derechos sociales en nuestro país desde la aprobación de las instituciones de seguridad social el siglo pasado. Los programas del bienestar ahora son derechos sociales establecidos en la Constitución, como la pensión para adultos mayores, las becas para los niños y jóvenes, el apoyo para personas con discapacidad y, como nunca antes, este gobierno se decidió hacer exigible el derecho a la salud de todas y todos los mexicanos, con servicios gratuitos de calidad y con medicamentos incluidos.

Qué oportuna fue esta reforma antes de que nos cayera el Covid. La pandemia sanitaria dejó al descubierto la fragilidad de un sistema de salud enfermo por la corrupción. El gobierno, a pesar de la adversidad y de este sistema de salud tan frágil, logró readecuar hospitales y contratar a casi 50 mil médicos para atención de la emergencia.

Quiero hacer una pausa con humildad y extender mi reconocimiento a los y las trabajadoras de salud. Hacer un homenaje desde esta tribuna a los héroes de nuestros tiempos, a médicos, enfermeras, laboratoristas, a todos aquellos quienes incondicionalmente y sin límites nos cuidan en esta pandemia. Y también nuestra solidaridad con las familias de las víctimas de esta terrible tragedia.

El cambio también señalaba un cambio de modelo económico, así lo asumió el presidente de la República, contra la ideología dominante en el mundo de que no había otra del modelo neoliberal. Nuestro modelo de desarrollo económico incluyente es de abajo hacia arriba, donde el desarrollo no es contrario a la justicia social. Y hoy 7 de cada 10 familias reciben un apoyo económico y se impulsan proyectos de inversión; hay una inversión histórica en el país. Hemos enfrentado la crisis bajo los principios de la cuarta transformación. Se destinan apoyos a quien más lo necesita.

Estas son las grandes reformas de la cuarta transformación. Y yo me quedo con la evaluación que hizo el presidente de la República en su libro Economía moral. El nuevo marco legal en los hechos es una nueva Constitución acorde con las demandas y la voluntad del pueblo, que decidió emprender la cuarta transformación de la vida pública del país por medio de las vías institucionales y legales.

Compañeras y compañeros, está en marcha una auténtica regeneración de la vida pública. La economía necesita del apoyo de todos. Por eso, estoy presentando, a nombre de mi grupo parlamentario, nuevamente la reforma constitucional para disminuir el financiamiento de los partidos políticos al 50 por ciento. Es un imperativo ético. No podemos permitir que todas las familias de México estén pasando una situación difícil y el gobierno se apriete el cinturón y los partidos sigan teniendo más recursos. Los invito a que lo aprobemos a la brevedad.

También, y con esto termino, presidenta, informo que el día de ayer presenté a la Mesa Directiva el aviso de intención para solicitar que se realice una consulta popular para que la ciudadanía cedida si los expresidentes de México deben ser sujetos a investigación y, en su caso, a enjuiciamiento.

Está en marcha una auténtica regeneración de la vida pública del país. Nada ni nadie podrá detener la consumación de los sagrados principios de soberanía del pueblo y de interés nacional. Sigamos haciendo historia. Somos orgullosamente las y los legisladores constituyentes de la Cuarta Transformación. Sigamos trabajando desde abajo y entre todos por una patria libre, digna, con justicia y soberanía.

Que viva la Cuarta Transformación.

Que viva, que viva, que viva México.

Gracias totales.

LINK PARA DESCARGAR VIDEO:
https://youtu.be/TheNo2aPsDU

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez