LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

CONFERENCIA DE PRENSA DE LA DIPUTADA BEATRIZ SILVIA ROBLES GUTIÉRREZ, INTEGRANTE DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE MORENA, PARA HABLAR SOBRE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR EJERCIDA HACIA MEXICANAS POR PAREJAS EXTRANJERAS.

7 julio, 2021 - Prensa

DIPUTADA BEATRIZ SILVIA ROBLES GUTIÉRREZ (BSRG). Muchas gracias, muy buenas tardes a todas y todos, a los medios de comunicación que nos acompañan. El día de hoy me encuentro junto a grandes y valientes mujeres mexicanas que nos compartirán sus casos en temas de violencia de género, violencia intrafamiliar y violencia contra menores de edad; que fue ejercida por sus parejas afectivas de nacionalidad extranjera, siendo víctimas ellas y sus hijos, mientras vivían en el extranjero.

Cabe decir que estas experiencias, por supuesto, les han marcado y hoy las queremos hacer públicas para que las autoridades competentes nos escuchen y nos ayuden a encontrar una solución oportuna.

La violencia de género y la violencia intrafamiliar son un lastre lamentable para nuestra sociedad mexicana, pero en general en todo el mundo. Sin embargo, la violencia contra los niños, niñas y adolescente, es una de las más brutales y atroces, puesto que vulneran el desarrollo integral de ellos y ellas. Porque un niño o una niña, merecen vivir en un hogar rodeados de amor, seguros de que no se vulnera su integridad; deberían de estar pensando en jugar, en asistir a clases, en su desarrollo integral, y nunca, pero nunca deberían enfrentar un shock emocional traumático y desarrollar trastornos de su personalidad ante actos provocados por quien debería cuidarlos y protegerlos.

A su vez, las mujeres víctimas de violencia por parte de sus parejas afectivas, muchas veces, en culturas machistas como la nuestra, han sido juzgadas o no se les ha creído; no obstante, como madre y como mujer, me atrevo a afirmar que justamente en medio de estos casos, las mujeres necesitan de todo el soporte emocional y legal, para garantizarles que nadie volverá a violentar y que no están solas en medio de este andamiaje caótico por el que atraviesan.

Durante la presente legislatura, tuve la oportunidad de acompañar a diversas mujeres mexicanas que eran residentes en el extranjero en casos de violencia intrafamiliar, económica, psicológica y sexual por parte de sus parejas extranjeras.

De la misma manera, acompañé a sus hijas e hijos resultado de dichas relaciones, que fueron víctimas de manera también psicológica, física y sexual, algunas veces por parte de sus padres varones.

Debo decir que, ni como profesionistas, ni como legisladoras, ni como mujeres, estamos siempre preparadas para afrontar este tipo de circunstancias; lo único que tuve siempre fue un gran sentimiento de sororidad con ellas, entre nosotras, la firme convicción de creerles y de decirles que no estaban solas en medio de este doloroso proceso.

Soy sincera, ni yo ni mi equipo éramos expertos en este tipo de temas y acompañamiento; por ello mismo, tomamos cursos, capacitaciones, seminarios sobre derecho internacional, sobre derechos humanos, sobre mujeres víctimas de violencia y sobretodo, de la prevención de este tipo de violencias para mujeres y niños.

En medio de mi actividad legislativa, dediqué muchas horas a gestionar y solicitar, la atención de diversas instituciones, asociaciones y dependencias, para que nos recibieran; para que nos escucharan y para que, en la medida de sus posibilidades pudieran darnos respaldo, asistencia y solución oportuna, en medio de cada uno de estos casos.

No obstante, aún a pesar de que nos escucharon y nos recibieron, las soluciones no llegaron. De hecho, me atrevo a decir que los avances en cada uno de estos casos, los lograron cada una de las madres de estos menores, con sus abogados y con sus recursos.

Sólo por enunciar, acudimos a la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación; acudimos al CONAVIM, a SIPINNA, a la Dirección General de Protección de los mexicanos en el exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores; también acudimos a la Unidad Especializada de Delitos cometidos en el Extranjero de la Fiscalía General de la República.

E insisto, aunque nos recibieron, nos escucharon, no contamos con el soporte necesario para darle cauce a la solución de estos casos. Y con mucha fuerza me atrevo a afirmar que necesitamos representantes sensibles, porque no son trámites burocráticos lo que tenemos en las manos, sino la vida de menores y la vida de mujeres que han sido víctimas de la violencia.

Porque de algo estoy segura y es que, en un gobierno de transformación como el que patenta nuestro Presidente de la República, debemos ser consecuentes con el proyecto social, cercano y de escucha con nuestra gente, la que ha confiado en nosotros.

Durante este proceso, descubrimos que el Convenio de la Haya, sobre justicia internacional, resulta ambiguo para nuestras autoridades y que, el principio de urgencia pesa más que el mismo delito; que la interpretación en juzgados y la interpretación en las leyes internacionales, como la referente a la restitución internacional de menores, queda supeditada a las prácticas de la “buena diplomacia” y no necesariamente como vehículo para acceder a la justicia.

Por ello mismo, el día de hoy, presenté una exhortación con punto de acuerdo a la amable soberanía de la Comisión Permanente; en la que hago tres exhortaciones en particular y que les comento explícitamente:

Uno, que la Secretaría de Gobernación retome cada uno de estos casos que he acompañado. Que se les escuche y que no se les abandone en el camino; que se les acompañe hasta encontrar una solución oportuna, apegada a derecho y con justicia para las y los afectados.

Que la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Relaciones Exteriores, revisen el Convenio de la Haya; para que la lectura sea unívoca y no se permitan malas interpretaciones del principio de urgencia versus los delitos cometidos; en el que se salvaguarde el interés superior del niño y de la niña.

Tercero, que se revise todo lo relativo a las leyes de restitución internacional de menores y que siempre se privilegie el sentido de justicia y el interés superior de los menores; además, de que se revise lo relativo a la violencia internacional contra mujeres y se atienda con oportunidad a las mujeres víctimas de violencia.

Con este contexto, me permito cederle la palabra a cada una de estas valientes mujeres que me acompañan para que puedan contarnos de sus experiencias y que en la medida de lo posible, ustedes, medios de comunicación, nos ayuden a darle difusión para encontrar pronta justicia para ellas y para sus hijas e hijos. Le cedo la palabra a la señora Eymmi Amador.

SEÑORA EYMMI AMADOR, (EA). Muchas gracias. Primero quiero agradecer en nombre de mis compañeras y hoy amigas que estén aquí. Agradecer doblemente a la diputada Beatriz Robles por la oportunidad única que nos está dando a todas nosotras en representación muchas otras mujeres con miedo o por miedo no están aquí hoy.

Le queremos agradecer también al licenciado Santiago Hernández que con gran sensibilidad nos ha acompañado en este difícil proceso.

Quiero anticiparles y pedirles disculpas porque es muy difícil estar parado frente a ustedes. Implica vencer los propios temores del prejuicio, de la indiferencia, de las presiones y hasta de calumnias. Sin embargo, si estamos aquí hoy cada una de nosotras, es no solo porque estamos representando los derechos que han sido violentados de nuestras hijas e hijos, sino porque creemos que es importante para todos los niños y niñas para que crezcan en un ambiente seguro.

Es muy muy doloroso y puede resultar desgarrador y hasta dramático que contemos nuestras historias. En otras circunstancias no querríamos hacerlo. Sin embargo, es tan lamentable la situación y la problemática que tenemos hoy en frente de nosotros, que sería una cobardía imperdonable que me reprocharía el resto de mi vida dejarme vencer por el miedo.

Hace algunos años me casé con un alemán y lo que empezó co9mo una historia de amor, terminó sin casi notarlo, en una historia de terror que no le deseo a nadie. Mientras vivíamos en Alemania, donde iniciamos una familia y procreamos dos hijas, vivíamos en armonía y aparente normalidad. Hasta que un día hace ya casi cuatro años, que inició esta lucha y fue cuando mis hijas desenmascararon el engaño aberrante de quién es capaz de lastimar a sus propios hijos.

Después de ese momento, junté valor y supe que era mi responsabilidad proteger a las niñas. Así que vine a México buscando refugio en mi país y con mi gente, con mi idioma y lo que recibí hace más de dos años y medio fue lo que a lo mejor hasta ese momento y tal vez para todos los presentes resulta claro; Alemania es un país de primer mucho y pensamos o mal creemos que haya todo está bien.

Con esta casi ingenuidad infantil me regresé a Alemania con mis dos pequeñas para vivir un calvario legal que terminó hasta las últimas instancias agotando cualquier recurso legal y posibilidad que me aconsejaron mis abogados sin ningún resultado positivo. Con el único aliciente de que, a partir del momento que mis hijas me develaron el abuso, ellas siempre y cada noche han vivido y dormido seguras.

Pero esta es mi lucha a casi cuatro años de ese día yo sigo luchando, y seguiré luchando como cualquier padre que verdaderamente ama a sus hijas e hijos para que ellos vivan una vida digna y libre de violencia. Contra todo y pese a todo.

Si bien el convenio de la Haya contempla excepciones como las señaladas en los artículos 12 y 13 y 20 y que si parte del principio que se debe retornar al menor, la interpretación del principio de celeridad, se está malinterpretando con el principio de definitividad que tienen derecho los niños para defender su interés superior y su dignidad.

Después de esos dos años y medio, y a sugerencia de muchas personas, organizaciones civiles, organizaciones en Alemania que velan por los derechos de los niños, autoridades, organizaciones de migrantes, peticionarios, de que mi única posibilidad para que mis hijas volvieran o si continuaran durmiendo tranquilas huir, regresé con esa única esperanza a nuestro país. Y lamentablemente he recibido no algo muy distinto a lo que viví en Alemania.

Desde que llegué aquí he tenido que luchar en cada instancia para que no institucionalicen a mis hijas, a pesar de que cuento con las pruebas contundente de que existió el abuso derivado de la prevalencia del derecho de inocencia, se ha primado el interés y el derecho del padre biológico sobre los hijos que el derecho de los niños que tienen a vivir una vida sin violencia.

No intento desgarrar a nadie, ni ser dramática, no es nuestra intención generar controversia desde aquí, ni acusar a nadie, simplemente queremos exponer una problemática que hoy nos tocó a nosotras, a nosotras tres, pero también a las otras que no tuvieron el valor de venir, pero que mañana pueden ser otras muchas como lo están viviendo ahora mismo en España, en Austria, en Canadá o en Estados Unidos.

Mujeres que si se fueron a otro país fue con la ilusión y motivadas únicamente por el amor.

Para nosotros es incomprensible y ahí es donde nos interesa que ustedes nos ayuden a difundir esta aberrante problemática e incomprensible para cualquiera. Por qué si la ley señala que los niños tienen derechos inalienables y que su interés debe ser prevalecido frente a cualquier otro interés, por qué es todavía hoy malinterpretado por jueces y magistrados y se siguen restituyendo a niños a costa de sus vidas. A costa de fragmentar su futuro, a costa de una irreparable violencia y trauma sicológico y emocional.

Señores medios de comunicación, no espero asustarlos, no espero causar en ustedes lástima, lo que espero de ustedes es que despierten, que despertemos como sociedad de la apatía, de la indiferencia que me he encontrado; porque si bien hay legislación que permite que nuestros niños sean protegidos, no existe la voluntad de ejecutarla y eso es el problema.

Por mencionar algunas cosas, existe la jurisprudencia en nuestra propia Suprema Corte de la Nación, amparos directos en revisión que puedo mencionar, pero no quiero aburrirlos. En donde se señala, incluso en una ponencia del magistrado presidente, Arturo Zaldívar de Larrea, que cuando existen dudas, la mínima duda de que un niño puede ser vulnerado en su desarrollo o en sus derechos se debe primar su interés y se tiene que ver caso por caso, se tiene analizar a fondo las causas de la retención, las causas que no han movido a nosotras a huir de una vida de comodidades, señores; porque si nosotros nos fuimos a eso países no fue a trabajar, fue por amor y renunciando a esas comodidades, muchas veces a nuestra propia posición en nuestras familias decidimos estar aquí, muchas veces sin un peso y con dos maletas con los niños.
Y los juzgadores no se detienen a pensar el por qué, eso para mí es un crimen y tiene que cambiar y es ahí donde aspiramos que ustedes nos ayuden generando consciencia de que este problema no es sólo de nosotras tres, sino como sociedad que permite, que incluso sobre la ley prime una mala interpretación del derecho.

Aprovechamos, porque creemos que es muy importante que visuailicemos estás violaciones en cuanto al convenio de los derechos civiles por la sustracción de menores. Necesitamos gente sensible, juzgadores preparados, autoridades que no les tiemble la mano a consecuencia de quedar mal. El interés superior de los niños, siempre es primero.

Además, respetuosamente, queremos exhortar a las autoridades que ya tiene conocimientos de nuestros casos, no sólo de hoy, no desde hace un año, desde hace cinco. Como el Poder Judicial en todas sus instancias, el DIF estatal, la Comisión de Derechos Humanos, el CONAVIM, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Fiscalía General de la República; en cuanto a que muchas de nosotras hemos interpuesto denuncias penales y aún así, no hemos sido escuchadas.

Asimismo, pedimos a los peritos de los tribunales que volteen a ver a los niños, que más allá de la carga de trabajo, que reconocemos que tienen, se aboquen a defender el interés de los niños.

Hemos recorrido ya todas estas instancias, y aunque como dice la diputada, nos han escuchado; hemos tenido pocos resultados. Por eso es que los invitamos y les pedimos su ayuda y su difusión, para obtener resultados contundentes en cada uno de nuestros casos y en la modificación de la interpretación a estas leyes.

Con el agradecimiento de habernos escuchado y seguras que van a gestionar positivamente en favor de los niños, porque es un tema que nos afecta a todos, les doy las gracias.

BSRG. Me gustaría cederle la voz y la palabra a la señora Cristina Guzmán.

SEÑORA CRISTINA GUZMÁN (CG). Muy buenos días a todos, mi nombre es María Cristina Guzmán Islas, gracias.

Gracias diputada, gracias medios, por permitirnos, como dijo mi amiga Kati, que somos básicamente hermanas del mismo dolor. Así como ha sido tanta gente, que en estos momentos y décadas atrás ha estado pasando por esta situación tan difícil, les agradecemos su atención; exhortando a los diferentes departamentos a que nos escuchen.

Mi hija fue restituida el 19 de octubre de 2016. Fue restituida a Canadá y hasta el día de hoy no se sabe su paradero. Intentamos hacer todo lo posible, nos hemos estado apoyando en las Secretaría de Relaciones Exteriores, y después de muchos intentos el año en curso es cuando empieza este apoyo y aún con todos eso esfuerzos siguen sin resolverse en dónde está el padre, en dónde está la niña.

A mí me gustaría, igual, como se mencionó con la señora Kati. Me gustaría saber, qué pasa con nuestras autoridades, si nuestras autoridades están al nivel para ejercer el derecho internacional, esperando cuidar el interés superior de nuestros menores, o si van a seguir cambiándolos, como si fueran un objeto, como si fueran una moneda de cambio.

En ningún momento se respetan, ni se hacen válidos acuerdos, condiciones, órdenes espejo o cualquier otra medida legal que puede resultar eficiente, para que una vez que se haya acreditado el traslado de un menor, ese traslado tenga y le garantice a nuestro Estado mexicano que el menor no va a sufrir ninguna conmoción, que de hecho ya lo es, es una pérdida completa. Simplemente los entregan.

A mí me gustaría saber para los funcionarios, en dónde se encuentra el derecho internacional y cómo lo interpretan.

Pido, por favor, a las autoridades correspondientes, expresando esta gran preocupación, quienes nos encontramos inmersos en este tipo de juicios de restitución internacional de menores, requerimos como padres cierta respuesta y garantía de su parte. No podemos seguir continuando, entregando niños mexicanos, porque los niños, si bien tiene doble nacionalidad, una de ellas es muy importante y es mexicana.

Están entregando a los niños mexicanos como si fuera cualquier cosa y después, como en mi caso, no se encuentran por ningún lado al menor.

Debe de haber cierto compromiso por parte de nuestras oficinas centrales de enlace, con otros países para lograr asegurar el derecho humano de nuestros niños durante el proceso de restitución, desde el inicio del proceso de restitución hasta que se entrega, hasta saber si por una orden espejo, el niño llega bien; si requiere algo.

Yo en mi caso, les puedo decir, que no tengo idea de si mi hija llegó bien. No tengo idea de si mi hija está viva o muerta. Si les puedo decir que se intentó, dentro de todos estos esfuerzos llegar al fondo del asunto y efectivamente, gracias a Interpol México y gracias a la embajada de Canadá pudimos contactar al homólogo, que era la Interpol Canadá. Efectivamente la Interpol Canadá accedió a decir que sí sabe la ubicación y paradero del señor y de mi hijo, pero que ellos no tienen por qué decírmelo.

Entonces, el problema empieza desde aquí. Si nuestras autoridades no aseguran que todos estos acuerdos y condiciones especiales, órdenes espejo, van a ser llevadas a cabo, no por el interés de un adulto, no para el interés del progenitor que se queda con el niño, para el interés del niño. Entonces, ¿qué estamos haciendo como nación? Entregando a nuestros niños.

Yo les agradezco una vez más y les pido por favor como medios que nos ayuden, que nos ayuden a difundir todo esto. Yo en mi caso les puedo decir, que de alguna manera conozco que el padre de mi hija no ha presentado ya, en ningún lugar el estar vivo o muerto.

Entonces, a mí me gustaría que nuestras autoridades, por medio de ustedes pudieran escucharnos. Les agradezco mucho su tiempo. Gracias, gracias diputada.

BSRG. Pues muchas gracias a todos por la atención y agradezco de antemano a las autoridades, que sé, que van a atender cada uno de estos casos y nos van ayudar a que se resuelvan de forma exitosa, sobre todo para los niños con justicia y para estas mujeres. Muchísimas gracias a todos.

-0o0-

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez