LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Conferencia de prensa ofrecida por la diputada Lorena Villavicencio Ayala, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, sobre la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

25 noviembre, 2019 - Prensa

DIPUTADA LORENA VILLAVICENCIO AYALA (LVA). Nuevamente agradecer la presencia de los medios de comunicación, porque siempre me acompañan en mis conferencias de prensa, donde expreso con absoluta libertad y siempre lo haré, mi punto de vista sobre los diferentes temas que acontecen en el país porque me parece que es parte de la responsabilidad que tenemos como diputadas y diputados, expresarnos libremente y no perder de vista la realidad en la que estamos.

Y decir que la violencia contra las mujeres constituye la principal violación de derechos humanos. Erradicarla es una responsabilidad del Estado. La violencia contra las mujeres permanece en el tiempo y en el espacio, en tiempos de conflicto o de paz; en el espacio público y privado; con dictaduras o con democracias.

Porque el Estado y sus representaciones o poderes, perpetúan la jerarquía de género, donde las mujeres seguimos ubicadas en la base de la pirámide social, basta ver cuánto vale nuestro bienestar y desarrollo en el presupuesto y qué políticas públicas están dirigidas a la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia así como los niños y niñas que siguen siendo invisibles.

Las prioridades de un gobierno se miden en el presupuesto, y hoy en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, es preciso preguntarnos: ¿Cuántos programas están dirigidos a las mujeres indígenas y campesinas para lograr su autonomía?, ¿cuántos recursos están destinados a la prevención y erradicación de las violencias contra las mujeres?, ¿cuándo se reconocerá el derecho al cuidado, el derecho de las mujeres al tiempo propio y la igualdad salarial?, ¿qué presupuesto destinará el sistema judicial para garantizar el acceso de las mujeres a la justicia?

Queda claro que la violencia institucional como el recorte de presupuestos y las omisiones, en materia de justicia, se traducen en impunidad y fomentan el aumento de la violencia.

Para quienes creemos en la democracia, somos feministas y estamos comprometidas con la igualdad, aunque reconocemos el esfuerzo de legisladoras por aumentar el presupuesto en algunos rubros, no podemos sentirnos satisfechas con lo otorgado a las mujeres y la niñez en el presupuesto, ni con insuficientes  políticas públicas.

Por lo que conmino a los poderes del Estado, a los tres poderes, a acatar las recomendaciones que recientemente emitió la Comisión Interamericana al Estado Mexicano, y declarar la alerta de género en todos el país; impulsando una gran campaña de prevención en todas las escuelas, con padres y madres, centros de trabajo e instituciones, medios de comunicación, plataformas y redes, y además de esto, esto sería una primera medida urgente en la que todos debemos ser convocados, además de realzar algunas acciones como:

Creer en los niños y niñas y en los adolescentes y mujeres violentadas o víctimas indirectas, porque a los niños, los Ministerios Públicos, y a las mujeres y a las niñas, no se les cree. Certificar a los funcionarios que trabajan con mujeres, niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia. Generar un registro real de agresores, no sólo de detenidos.

Eliminar el fuero eclesiástico que se le otorga a los pederastas y eliminar también las prescripciones de tiempo para delitos relacionados con cualquier tipo de violencia a mujeres, niños, niñas y adolescentes. Y sancionar a quien omita denunciar a un agresor. Es urgente sancionar también la violencia institucional y transitar de la ley general de acceso, al código penal único.

Basta de victimizar a las mujeres que acuden a denunciar al Ministerio Público, donde son descalificadas en razón del parentesco con el agresor, por su forma de vestir, por su conducta sexual o por el lugar y la hora donde se encontraban al ser agredidas.

Alto a los estereotipos de género que impactan en las investigaciones y la valoración de las pruebas, afectando el proceso penal, desestimando el caso y dejando a salvo a los agresores.

Las desigualdades estructurales, los estereotipos y prejuicios se reflejan claramente en el sistema penal.  Por eso urge un código penal único

Los datos oficiales están claros, 10 mujeres mueren todos los días en manos de sus asesinos y una de ellas  por lo menos es niña; 600 mil mujeres son violadas al año y según la OCDE, tenemos una cifra anual de 5 millones de niñas, niños, adolescentes víctimas de abuso o violación sexual. Somos el primer país donde más violencia infantil existe.

El abuso es una forma también de violencia y es la puerta de origen para las distintas manifestaciones de violencia, principalmente para las mujeres.

Las mujeres, y hay que decirlo con toda claridad, somos el grupo social más discriminado en este país, lo cual se agudiza aún más por niveles de pobreza y las intersecciones de cultura, etnia o raza, por lo que la solución no estriba en culpar a determinados actores, cuando el propio gobierno no ha planteado alternativas serias para erradicarla, discriminando seriamente a las mujeres y a la niñez al no reflejar sus necesidades fundamentales en el presupuesto.

Dónde quedaron las estancias infantiles o los centros de educación encinal, las cuales no son un capricho de la oposición, sino una indispensable política pública para garantizar la integridad de niñas y niños.

Es importante señalar que el 90 por ciento de los abusos se comenten en casa contra los niños, niñas y adolescentes. Es inaplazable la necesidad de reestablecer esta política pública, ya que podría garantizar el desarrollo y acceso al trabajo a las mujeres, contribuyendo además a acabar con esta visión de que el cuidado de los niños y niñas es una obligación exclusiva de las mujeres, cuando el cuidado es corresponsabilidad del Estado mexicano, la familia, el mercado y la sociedad.

De qué sirvió la Reforma Educativa, donde se otorga la responsabilidad de la educación inicial al Estado, si la Secretaría de Educación Pública no tendrá el presupuesto suficiente para garantizar esta educación integral inicial a los niños y niñas.

El Estado no ha cumplido con su obligación de prevenir y erradicar la violencia la discriminación y el acceso a la justicia. No tenemos un sistema judicial que garantice el enfoque de géneros y la perspectiva de género y que crean en lo que dicen las mujeres, las niñas y los niños.

Espero que el programa que hoy presentó el Gobierno federal se cumpla y propongo que se establezca una mesa de trabajo integrado por legisladoras y legisladores de la Comisión de Justicia y de Igualdad, para darle seguimiento al planteamiento que hicieron las diferentes instituciones el día de hoy en relación con esta pandemia de violencia que vivimos todos los días las mujeres en este país.

La violencia contra las mujeres es la principal violación, como ya decía, y erradicarla es una responsabilidad del Estado. Si no atendemos las causas que originan la violencia, como son la crianza, donde se legitima la violencia, y nos liberamos de estereotipos que atentan contra el libre desarrollo de la personalidad, lo cual somete también a los hombres y como mujeres, dejamos de reproducir esas costumbres que nos relegan a la mujer a una posición de subordinación y desigualdad, con una clara desventaja frente a los hombres, si mantenemos en nuestros hogares estos altos niveles de violencia y los normalizamos y el Estado no garantiza el acceso a la justicia, no lograremos la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Las hermanas Mirabal, nuestras mariposas, así les decían, inspiradoras, que lucharon contra Leónidas Trujillo, dictador en la República Dominicana, a quienes debemos la visualización de una pandemia social contra las mujeres como es la violencia creciente y los feminicidios, poco tenemos hoy que decirles.

La violencia nos ha alcanzado a todos los países hasta afirmar que hoy ser mujeres sigue siendo un riesgo o una desventaja; a pensar de la abundante normativa, jurisprudencia, instrumentos internacionales, que nos reconocen como iguales en nuestros derechos humanos, la sociedad sigue normalizando la violencia y las instituciones reproduciéndola por la impunidad o por gestadas omisiones.

No hemos sido, ni somos la prioridad, las mujeres, las niñas y los niños para los gobiernos. Sin embargo, no daremos ni un paso atrás, seguiremos dando la batalla por garantizar el principal derecho que tenemos las mujeres y los seres humanos en lo general, como lo es vivir libre de violencia.

Finalizo diciendo que nos vemos esta tarde a las 5:00, en la marcha, que iniciará en el Ángel de la Independencia y decir que también agradecemos enormemente el esfuerzo que han hecho las mujeres, las feministas, el movimiento de mujeres, que se han manifestado una y otra vez contra la violencia, porque sin duda alguna su aportación tiene que ver con la declaración de alerta de género en la Ciudad de México y con la propuesta que hoy se coloca sobre la mesa en el Gobierno federal.

Felicidades a todas estas mujeres que ejercen libremente su opinión y que son mujeres críticas. Eso es lo que necesitamos en el país.

Sería todo. Gracias.

-0o0-

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez