LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención desde tribuna del diputado Víctor Adolfo Mojica Wences, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, para presentar inicitica con proyecto de decreto para inscribir con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión la frase “Abrazo de Acatempan”

3 marzo, 2021 - Prensa

DIPUTADO VÍCTOR ADOLFO MOJICA WENCES (VAMW): Con el permiso de ustedes. En el Muro de Honor del Palacio Legislativo de San Lázaro están inscritos los personajes, instituciones y hechos más importantes que han marcado la historia de nuestro país. Nuestros orígenes en el pueblo indígena precolombino, quienes forjaron la patria en la Guerra de Independencia, quienes restauraron la República durante la Reforma, quienes establecieron los cimientos de una nación moderna con libertad, democracia e igualdad.

En el marco del Bicentenario de la Independencia de México, con todo respeto, aprecio y admiración para el histórico pueblo de Acatempan, hoy integrante del municipio de Teloloapan, de mi estado Guerrero, en donde la Guerra por la Independencia de México terminó y se gestó la patria que hoy tenemos, expongo lo siguiente: después de varios intentos, el 10 de febrero de 1821, se reunieron en el pueblo de Acatempan dos Ejércitos enfrentados, enemigos a muerte, irreconciliables hasta ese momento, que representaban cada cual una postura diferente sobre el destino que debía tener nuestra patria. Contextos y diferencias que desafortunadamente aún persisten en nuestros días.

Uno era el Ejército Realista de la Nueva España, comandado por el criollo Agustín de Iturbide, que peleaba por mantener los privilegios raciales y la dependencia económica y política hacia España. Y el otro, el Ejército Insurgente encabezado por el suriano general Vicente Ramón Guerrero Saldaña, que luchaba por la libertad y la independencia de México.

La convocatoria tenía un objetivo claro: pactar mediante acuerdos, que después se plasmarían en el Plan de Iguala, la unidad, la paz y el nacimiento de México como nación libre y soberana.

A la muerte del generalísimo José María Morelos y Pavón, muchos pensaron que el movimiento por la Independencia también había sucumbido. El desánimo cundió ante los insurgentes, unos entregaron las armas y se indultaron con riquezas y otros se escondieron en cavernas esperando mejores tiempos.

Solo Vicente Guerrero y su mano derecha, Pedro Ascencio de Alquisiras, mantuvieron viva la resistencia, -mi patria es primero-, les dijo y tomó el mando de la lucha libertaria haciendo de las tierras y montañas del sur su refugio y su bastión, enfrentando y venciendo a los ejércitos realistas quienes los superaron en armas, dinero, pertrechos y hombres, pero no en astucia y amor patrio, como lo demostró en las batallas de El Veladero, en el sitio de Cuautla y en el Cerro de Barrabás, Agustín de Iturbide, nunca logró vencerlo.

El 31 de mayo de 1820, el entonces virrey de la Nueva España, Juan Ruiz Apodaca, proclamó la Constitución de Cádiz, que otorgaba ciertas libertades al pueblo y suprimía algunos privilegios supremacistas. Este hecho provocó descontento en el clero y en el ejército realista, quienes decidieron, para preservar sus fueros, separarse de España y ante los fracasos de Armijo, primero, e Iturbide, después en vencer a Vicente Guerrero decidieron, en el Templo de la Profesa, pactar con el insurgente la Independencia de México.

Acatempan, lugar de vida de muchos de los guerrilleros de Vicente Guerrero, fue escogido para dialogar los acuerdos, que dos semanas después se firmarían en Iguala y con un simbólico abrazo se gestó el nacimiento de una nueva nación libre, soberana e incluyente, terminando así una guerra que duró 11 años.

Por lo anterior, Acatempan significa el valor, el arrojo, la perseverancia y el desprendimiento personal de un Vicente Ramón Guerrero Saldaña, invencible en esas tierras del sur, donde la patria le fue primero, donde ni riquezas ni títulos de nobleza flaquearon su entereza, donde no vaciló finalmente en poner su ejército a la orden del realista para consumar la Independencia de México.

Acatempan significa también la valentía de Agustín de Iturbide al reconocer que nunca podría vencer al insurgente en el campo de batalla, al afectar el rechazo de sus propuestas, entre ellas que un miembro de la nobleza española gobernara a la entonces Nueva España y aceptar las de Vicente Guerrero a favor de la libertad, la justicia social y un gobierno dirigido por los hijos de la patria y, sobre todo, aceptar poner fin a una guerra, finalmente fratricida. Sin la cumbre de Acatempan la guerra por la independencia se hubiera prolongado.

Acatempan, más que un suceso en la historia de México, significa la suma de voluntades para lograr un interés superior. Significa, por igual, la reconciliación de mexicanos mediante la construcción de acuerdos y el aprendizaje y reconocimiento de que no es necesaria la violencia para aspirar a un país mejor. El abrazo de Acatempan es el ejemplo por seguir para el México de hoy.

Por lo anteriormente expuesto, presento a esta soberanía la presente iniciativa con proyecto de decreto por el que se ordena inscribir con letras de oro, en el Muro de Honor de esta honorable Cámara de Diputados la frase: abrazo de Acatempan.

Transitorio. Único. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación. Es cuanto, presidente.

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez