LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención en tribuna, de la diputada Claudia Pérez Rodríguez, para presentar, a nombre de la Comisión de Justicia, el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Amnistía.

11 diciembre, 2019 - Prensa

DIPUTADA CLAUDIA PÉREZ RODRÍGUEZ (CPR). Con el permiso de la presidenta. Compañeras y compañeros diputados, me permito poner a consideración de ustedes el dictamen realizado por las Comisiones Unidas de Justicia, y de Gobernación y Población, con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Amnistía, presentada por Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, mismo que tiene metodología en diversos apartados como: fundamento, antecedente legislativo, contenido de la iniciativa, audiencias de Parlamento abierto, opinión de la Comisión de Igualdad de Género, valoración jurídica de la iniciativa, consideraciones, modificaciones de las comisiones unidas, régimen transitorio, impacto regulatorio y proyecto de decreto.

Efectivamente, como dice la iniciativa que dio origen al presente dictamen, uno de los reclamos más sentidos del pueblo de México es la justicia, lo que implica que nadie está por encima de la ley, que debe ser respetada por las personas.

Sin embargo, es de dominio público que en nuestro país existen muchos núcleos de población en situación vulnerable, que enfrentan circunstancias de riesgo o discriminación, que les impiden alcanzar un nivel de vida adecuado y, por ende, requieren mayor ayuda del gobierno para lograr su bienestar, lo que implica el derecho a recibir acciones y apoyos que tiendan a disminuir su desventaja siendo prioritario y de interés público para la política nacional de desarrollo social.

El acceso a una justicia efectiva en México, principalmente en nuestro pasado, ha sido casi nulo. Lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 17 de la Constitución, solo ha sido letra muerta, porque de todos es conocido que la pobreza es sinónimo de injusticia y de discriminación. Que las personas marginadas viven en un atraso constante, que han sido lastimadas al no tener acceso a la misma.

Me siento muy honrada de poder referirme a la iniciativa que pretende una Ley de Amnistía, permitiéndome compartirles que los integrantes de las Comisiones Unidas de Justicia, así como de Gobernación y Población, hemos dado vida a un dictamen positivo, que, de forma constructiva, coincide con la inquietud de nuestro presidente y genera sugerencia que, a juicio de las comisiones, enriquecen la propuesta de origen.

En esa tesitura, tenemos claro que la amnistía es un instrumento del Estado que ejerce a través del Poder Legislativo, cuya pretensión y alcance es olvidar la acción que la ley asume como delictiva y que se les atribuye a determinadas personas para que puedan reintegrarse a la sociedad, lo que permite dar por terminados los procesos sin que hubieran fallado, que queden sin efectos las condenas.

No solo podemos hablar hoy de la legislatura de la paridad, también debemos reconocer que es una legislatura transparente y sobre todo inclusiva, por ello se destaca que las comisiones unidas determinaron conveniente la realización de foros de parlamento abierto, donde funcionarios públicos, académicos, especialistas, integrantes de la sociedad civil, defensores de las víctimas y personas sujetas a proceso, activistas y la ciudadanía en general, a través de 68 ponencias dieron a conocer sus opiniones y propuestas de adición y modificación a la iniciativa.

Recordemos que los precedentes de amnistía que enmarcan nuestra historia nacional tienen que ver con tendencias políticas. El hecho más reciente es el surgimiento de la Ley de Amnistía, del 22 de enero de 1994, y tuvo que ver con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

A diferencia de esta ley, la iniciativa presentada hoy por nuestro presidente está basada en un plano solidario hacia grupos vulnerables. En ese sentido, asumimos que dicha iniciativa tiene la mejor de las intenciones y no podemos satanizar, como algunos grupos han emprendido una campaña que desinforma a la sociedad, precisando que todos los criminales van a salir de la cárcel.

No olvidemos que la amnistía debe ser delimitada y de manera concreta debe establecer cuáles son las conductas delictivas a considerar, así como las cualidades a las personas a las que se dirige.

Atento a lo anterior, la iniciativa de la Ley de Amnistía establece casos muy específicos que no tienen nada qué ver con acciones delictivas en las que se emplearon armas o se produjeron actos violentos, ni mucho menos cuando acontecieron con la intervención de grupos criminales.

El Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario que elaboró el Inegi en 2019, reveló una relación íntima entre pobreza e injusticia, entre marginación y no acceso a la misma, así como los excesos que se han cometido a millones de personas, las que se encuentran privadas de su libertad y condenadas por delitos menores, muchas veces provocados por el hambre, la pobreza, por la marginación, la desigualdad, siendo una constante la baja escolaridad y el analfabetismo, el pertenecer a comunidades originarias o pueblos indígenas, máximo cuando los justiciables son mujeres o jóvenes.

La iniciativa que hoy se pone a consideración toma en cuenta el delito de aborto, ello porque todos sabemos que las responsables de este injusto siempre son las mujeres pobres. No hay mujeres ricas encarceladas en México, por este injusto.

En ese tema, la Ley de Amnistía va dirigida a todas las personas mujeres que han sido víctimas en este momento histórico que ha perdurado siglos, donde no ha existido el interés de analizar los daños irreparables que han sufrido las mujeres, de las que fue y sigue siendo cuestionada la forma de ejercer ese derecho humano a decidir por su propio cuerpo.

Por lo que la reflexión nos deja, es que el Estado hoy reconoce su condición, que no dejará de insistir en que se tienen que garantizar las mejores condiciones y el derecho a ser madre, así como el derecho a dejar de serlo.

Por lo que reconozco ampliamente a quienes participaron de manera activa en los foros de parlamento abierto y, en especial, a las organizaciones que pugnaron por recordarnos que en todo momento y en este entorno social, todos tenemos derechos humanos.

Con respecto a los presos políticos, la historia ha dado cuenta que en el poder ha ejercido muchísimas veces el gobierno en contra de quienes no tuvieran una forma de pensar, como así se quería.

Respecto a los delitos contra la salud, en la modalidad de posesión, como sujetos activos, están las mujeres obligadas a transportar drogas, bajo la amenaza o influencia de su pareja.

Los jóvenes, no menos grave resulta considerar a las personas que pertenecen a las comunidades o pueblos indígenas. Lo anterior es así porque sus particularidades socioeconómicas y culturales son diferentes a lo de los pueblos que no lo son. Y no se garantizó la protección efectiva, su acceso a la justicia. No han tenido traductores, porque la mayoría de los casos se les ha tomado su declaración sin que tengan un traductor que hable su lengua, violándoseles el debido proceso y todos sus derechos humanos.

Las aportaciones que vienen en el dictamen son el resultado de diferentes argumentos escuchados en los foros, así como las sugerencias de los compañeros legisladores se centran en un mayor número de conductas que la ley asume como delictivas y que deben ser arropadas por la Ley de Amnistía, ya que mucho se ha argumentado en el sentido de que un gran número de factores conllevan a que sean materiales las conductas antisociales y deben de ser atendidas a través de la prevención, compañeros.

Sin embargo, la iniciativa de la ley que nos ocupa tiene que ver con los hechos concretos que ya acontecieron. Por consiguiente, la amnistía o perdón es una solución de equidad para menguar la justicia penal, máxime cuando surgen aberraciones cuyo factor determinante lo originan las circunstancias políticas, económicas y sociales.

No se dejará de insistir. Nuestra función como legisladores implica generar herramientas normativas que beneficien a la sociedad mexicana, por lo que el apoyo al dictamen en cuestión nos brinda la oportunidad de restituir en sus derechos a muchas personas que han sido víctimas de un sistema corrupto y desigual.

Por lo que si su conciencia no comulga con esta causa, al menos no mal informen a la gente, porque la Ley de Amnistía se refiere a hechos que no son violentos y casos muy específicos donde debe imperar la justicia y el reconocimiento de casos concretos que de manera injusta alguien está en prisión y la Ley de Amnistía se convierte en la vía para que sean liberados.

Con la Ley de Amnistía no queremos más personas cautivas por enfrentar la vida en las peores circunstancias. Gracias, compañeros.

LINK PARA DESCARGAR VIDEO:
https://www.youtube.com/watch?v=1Csl9xR3tqA

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez