LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención en tribuna de la diputada Nayeli Arlen Fernández Cruz, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, para presentar el posicionamiento de su grupo parlamentario al dictamen con proyecto de decreto que adiciona el Capítulo I Bis denominado -Lesiones Cometidas Contra la Mujer en Razón de su Género- y los artículos 301 Bis y 301 Ter al Título Decimonoveno del Código Penal Federal (para establecer las penas por lesiones cometidas contra la mujer en razón de su género).

5 diciembre, 2019 - Prensa

DIPUTADA NAYELI ARLEN FERNÁNDEZ CRUZ (NAFC). Con la venia de la Presidencia. “Hay heridas que no se ven y esas suelen ser las más profundas”. William Shakespeare.

Compañeras y compañeros diputados, el dictamen que hoy nos presenta la Comisión de Justicia abona a la causa que como legislatura de paridad de género hemos abanderado, que es la de poner fin a todo tipo de violencia que diariamente viven miles de niñas, adolescentes y mujeres mexicanas.

Prueba de que es una consigna en común, esta iniciativa fue suscrita por todos los grupos parlamentarios, demostrando una vez más que el compromiso por dignificar y tutelar los derechos de las mujeres no distingue color ni ideología política.

Sabemos bien que la violencia de género en México tiene diversas manifestaciones, pero sin duda, una de las más perversas es aquella en la que los ataques se dirigen de manera intencional, con el fin de mutilar o lastimar el físico de una mujer y dejarle cicatrices permanentes, tanto físicas como psicológicas, pues existen lesiones que no buscan acabar con la vida de la víctima sino, quienes lo hacen, pretenden mediante un acto cobarde y certero, dañarla y quitarle las ganas de seguir viviendo.

Estas alteraciones físicas responden a un tipo de violencia motivada por los estereotipos y prejuicios del papel subordinado que quieren que las mujeres tengamos y mantengamos ante los hombres. Estos hechos afectan principalmente a mujeres jóvenes que ven destrozada no solo su apariencia física, sino que les es arrebatado, en un acto cobarde, su salud y su autoestima. Y por el simple hecho de que alguien quiso y sabía que podía hacerlo sin tener ninguna consecuencia.

Como legisladores, es nuestra obligación atender cada uno de los factores que propician la violencia de género, toda vez que las agresiones que se ejercen en contra de las mujeres, por lo general van escalando en su gravedad, dejando huellas en quien las padece, que pueden tener secuelas temporales o causar daños irreversibles, pudiendo concretarse en un feminicidio como la muestra más radical de violencia.

Y si bien, la vida es el derecho más valioso que debemos tutelar, el sufrimiento infligido por lesiones, cuyo propósito es causar heridas permanentes, no debe minimizarse por ningún motivo.

Les pido a todas y todos la empatía necesaria para imaginar cómo debe ser evitar y reprimir algo tan cotidiano, como es verte en un espejo. Porque al hacerlo revives el peor día de tu vida, una vida que te cambió en un segundo, que te fue modificada para siempre por la acción cobarde de un daño que la mayoría de las veces es irreversible.

Les pido que hagamos un esfuerzo para tratar de dimensionar el enorme valor de las mujeres que han sido víctimas de estos ataques, valor que requieren para hacer frente a todas las adversidades que las lesiones les conllevan, pues encima de todo, quienes las agreden las condenan en varias ocasiones a perder sus empleos, el ser estigmatizadas, señaladas y peor aún, presentar problemas de salud que de manera inevitable implican tratamientos costosos, además de ser de por vida, sin mencionar la frustración de saber que no siempre cuentan con los recursos económicos para cubrirlos.

Y no es suficiente prevenir, se debe castigar de manera ejemplar, pues una mujer que ha sido atacada debe sobrellevar la situación que le cambió la vida en un segundo y tiene que seguir adelante ante toda la adversidad. Pero además de todo esto, quien es víctima de un hecho de esta naturaleza tiene que soportar la agonía de saber que quien decidió ese rumbo para ella se encuentra en libertad y viviendo con total tranquilidad.

La adición de este nuevo capítulo al Código Penal permitirá al fin distinguir las lesiones dolosas de las lesiones cometidas contra mujeres en razón de género, previendo una pena de hasta por 15 años para el agresor, de igual forma que logra visibilizar la expresión extrema de violencia resultante de la posición de subordinación, marginalidad y riesgo.

Era necesario crear un tipo penal autónomo al existente, que tuviera como objetivo sancionar las conductas de violencia física cometidas en contra de las mujeres en razón de género cuando la intención no fue privarlas de la vida, sino generar secuelas físicas y psicológicas, con la finalidad de salvaguardar su derecho humano al acceso a una vida libre de violencia y de contar con sanciones severas.

Ninguna opción podrá regresarles a las víctimas las lesiones permanentes como mutilaciones o ataques de sustancias corrosivas, lo que perdieron, pero con este paso estamos más cerca de acabar con la impunidad que se generaba anteriormente. Es cuanto. Gracias.

 

 

LINK PARA DESCARGAR VIDEO:
https://youtu.be/y0e3hhbYwG8

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez