LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Mensaje del diputado Ignacio Mier Velazco, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, durante la entrega de reconocimiento al doctor Guillermo Ruiz-Argüelles, por parte de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación

5 agosto, 2021 - Prensa

DIPUTADO IGNACIO MIER VELAZCO (IMV).   Buenos días a todas y a todos. Para mí, lo sabe bien el doctor Guillermo Ruiz-Argüelles, es un gusto, es un privilegio, es un honor que esté entre nosotros un destacado profesionista, investigador, ensayista, articulista. Un hombre de su tiempo, un médico excepcional a la altura de los mejores médicos del mundo, así ha sido reconocido.

Miembro destacado del Instituto Mayo, en Rochester. Es una eminencia médica y nos da muchísimo gusto que esté acá, con nosotros, en este reconocimiento merecido que le hace la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, que preside y preside bien, y siempre muy bien, mi compañera diputada Marivel Solís Barrera.

Saludo a los integrantes de la Comisión, a las diputadas, a los diputados, a la diputada local, a todos ustedes buenos días.

El padre de la medicina y de la ética médica, es sin lugar a dudas Hipócrates; 400 años, 4 siglos antes de Cristo. Dicen, y lo sabe eso mejor el doctor que es hematólogo, médico especialista en medicina interna, investigador; él sabe bien quienes fueron los precursores de la medicina interna.

Hay quienes dicen que un médico fantástico del renacimiento Phillippus Aureolus Bombastus ¿se llama? ¿se apellida, doctor? ¿Si? Pudo haber sido. O en siglo XVIII Luis Jansen Cartier; pero sin lugar a dudas, y hay que creerle a Napoleón Bonaparte.

Napoleón Bonaparte decía que él no creía en la medicina, pero sí creía en Corvisart, que fue un médico fantástico en medicina interna por los estudios que realizó y los primeros textos que se escribieron con relación a esto.

Y llamo la atención de Napoleón Bonaparte y la opinión que tenía de Corvisart, porque déjenme comentarles, que hace tiempo leía cuando un estudiante regresó a su alma máter en San Luis Potosí, a recibir el doctorado Honoris Causa que otorga esa universidad, en una de las facultades más prestigiosas y reconocidas, y escuelas que tienen en medicina en nuestro país, que está precisamente alojada en la Universidad de San Luis Potosí.

Ese joven estudiante que había llegado a principio de la década de los setentas, regresaba a su alma máter con reconocimientos por haber sido ya premio Nacional de Medicina, por haber tenido reconocimiento de la Asociación Internacional de Hematología, por tener reconocimientos por sus trabajos de investigación en medicina interna.

Además, este joven estudiante que regresó a su alma máter, llegaba atrás de él con ser articulista en más de 113 revistas internacionales. Llegaba pues con galardones, con reconocimientos y con premios.

Y él decía cuando recibió, que una de las grandes contribuciones que tenía nuestro país para sus jóvenes estudiantes era la universidad pública y que al ser la universidad pública un instrumento para el desarrollo de la ciencia, de las artes, de las áreas físico matemáticas, pero especialmente de la salud, obligaba a los profesionistas de la salud a contribuirle a su país, a su universidad, con trabajo social por todo lo que había hecho el país para su formación, porque en el resto del mundo estudiar medicina prácticamente es imposible para muchos sectores de la población, y en México es una gran oportunidad.

Defensor pues, de la escuela pública, ese estudiante que regresaba, llegaba y les decía a los estudiantes en ese momento, que es obligación de todo estudiante regresarle a su universidad, a su país, a su gobierno, todo lo que habían hecho invirtiendo en su formación para tener movilidad social y ser destacados hombres de bien, profesionistas.

El nombre de ese médico, de ese joven estudiante es Guillermo Ruiz-Argüelles. Así fue recibido en la Universidad de San Luis Potosí.

A él lo distingue, no solamente su vocación de investigador, de hombre de la medicina, la medicina griega que significa eso, curar, la medicina significa curar, dar salud. Él lo ha hecho.

Y le decía hace un momento y con eso concluyo, reconociendo su inteligencia, su sensibilidad social, su calidad humana, su profesionalismo, su ética; y que siempre, en todos sus diagnósticos, van a encontrar, y sus proyectos, protocolos de investigación, la brújula interna de la moralidad. La moralidad, además, es uno de los atributos del doctor Guillermo Ruiz-Argüelles.

Concluyo. Si estoy acá, lo decía y lo he dicho muchas veces, y eso a mí me genera una gran emoción, y de cara a los medios de comunicación, hace 17 años me diagnosticaron una enfermedad, que era el cuarto que era diagnosticado y que los tres anteriores habían perdido la vida, y yo me mantuve vivo y fue gracias a los protocolos de investigación del doctor.

Mi cariño por siempre.

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez