LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención del diputado Manuel Rodríguez González, presidente de la Comisión de Energía e integrante del Grupo Parlamentario de Morena, para fundamentar el dictamen con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica.

23 febrero, 2021 - Prensa

DIPUTADO MANUEL RODRÍGUEZ GONZÁLEZ (MRG). Con su permiso, señora presidenta. Honorable Cámara de Diputados de la LXIV Legislatura, sin la industria eléctrica no se podría entender la construcción del México contemporáneo.

En este proceso histórico, la CFE ha sido una pieza clave. Durante más de ocho décadas, con vocación social, ha garantizado la generación y suministro de energía que demanda el desarrollo y crecimiento demográfico del país, como un asunto de seguridad nacional.

En ello radica la importancia del dictamen sobre la iniciativa preferente que ha enviado a esta soberanía el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica.

La Comisión de Energía estima conveniente su aprobación, porque plantea el rescate y fortalecimiento de la CFE, garantizando la confiabilidad y seguridad del sistema eléctrico nacional, manteniendo tarifas bajas, inclusive reduciéndolas.

En las consideraciones del dictamen se deja muy claro que los cambios propuestos al marco normativo de ninguna manera implican la concesión de un trato preferencial a la CFE en detrimento de los competidores privados del mercado eléctrico mayorista, que en 2020 tuvieron una participación del 60.6 por ciento, y así continuarán.

Por tanto, es falso que tengan la intención de impedir la libre competencia. El fondo de la iniciativa es recuperar la función rectora y de planeación del Estado en un área estratégica como la eléctrica, para garantizar la seguridad energética y la seguridad nacional, planteando la necesidad de construir un piso parejo para todas las empresas generadoras, garantizando la libre concurrencia y la libre competencia.

La iniciativa es clara y categórica. Detener la sangría financiera de la CFE por los subsidios a los generadores privados cuya factura es transferida a los contribuyentes y consumidores finales.

En las consideraciones del dictamen se plantea la necesidad de acabar con el círculo vicioso de inequidad que le puso la reforma energética a la CFE al obligarla a competir en el mercado en condiciones de inequidad y desigualdad; imposición de criterios de despachos con costos simulados y la imposibilidad de llevar a cabo contratos bilaterales, así como un régimen de autoabasto que derivó en un mercado paralelo y disfrazado que atenta contra la libre competencia al arrebatarle a la CFE, a través de prácticas de dumping, el 15 por ciento de clientes del mercado.

Por lo tanto, en la tercera consideración del dictamen se plantea sustituir el actual sistema de despacho económico por un sistema de despacho basado en un contrato de entrega física de energía y capacidad de las centrales eléctricas que operará de manera mancomunada con el actual contrato legado de la CFE. El actual despacho económico...

….

Gracias, presidenta. El actual despacho económico solo toma en cuenta los costos marginales o variables, privilegiando el despacho de las centrales privadas de renovables, eólicas y solares, que reportan cero en este rubro, al no utilizar un insumo que deba comprarse en su proceso de generación.

La iniciativa plantea un despacho con base en precios unitarios que incluya también los costos fijos, inversión en infraestructura, maquinaria y equipo. Con ello, las generadoras eólicas y solares privadas que declaran un costo cero pasan a ser las más caras con 2.70 pesos por kilowatt por hora.

Las renovables no son las más baratas en generación y tampoco en inversión. Una central de ciclo combinado tiene un costo unitario de inversión de mil 622 dólares por kilowatt por hora, mientras que las fotovoltaicas dos mil 701 dólares por kilowatt y las eólicas tres mil 983 dólares por kilowatt.

Además, estas privadas son subsidiadas por la CFE, con su generación firme, regulación del voltaje y reservas para mantener la confiabilidad y seguridad del sistema eléctrico nacional, que es vital para el funcionamiento del país entero y sus áreas sensibles y estratégicas.

Entre la gran gama de subsidios de la CFE a sus propios competidores privados de plantas eólicas y solares, que representan un impacto de 250 mil millones de pesos para las finanzas nacionales, podemos mencionar la inversión en redes de transmisión y las tarifas de porteo.

Estas tarifas después de una década de permanecer sin cambio, al ser actualizadas por la Comisión Reguladora de Energía, varias empresas privadas han recurrido al amparo para no pagarlas.

México se ha convertido en un paraíso para estas inversiones, porque además la Ley de Impuesto Sobre la Renta les permite una deducibilidad de un 100 por ciento para maquinaria y equipo para la generación proveniente de fuentes renovables.

Mientras que, en Estados Unidos el porcentaje del crédito fiscal por inversión solar ha disminuido de un 30 por ciento en 2019, a un 22 por ciento en 2021, y el crédito fiscal para la producción eólica pasó de un 30 por ciento en 2019 a cero en 2020. Sin embargo, las mismas empresas que se han amparado en México sin chistar, acatan las medidas que les impone el gobierno estadounidense.

Todo esto, evidencia la existencia de un mercado carente de equidad e igualdad, siendo violatorio del principio de libre concurrencia y libre competencia, consignado en el artículo 28 constitucional y los tratados de acuerdos comerciales suscritos con otros países.

Para contrarrestar estas prácticas se propone un despacho con base en precios unitarios con lo cual se despacharía, en primer lugar, la energía producida por las hidráulicas, con un criterio de protección civil; en segundo lugar, la energía generada por otras plantas de la CFE; en tercer lugar, la energía eólica y solar de particulares. Y, por último, los ciclos combinados de las empresas privadas.

Con base en el capítulo económico de la Carta Magna y sus figuras angulares, como la rectoría del Estado de las áreas estratégicas y su planeación, se establece que los permisos futuros deben estar rigurosamente alineados a los criterios de planeación del Programa Nacional del Sistema Eléctrico Nacional, para evitar una autorización más allá de la demanda requerida.

Sobre los certificados de energías limpias, se establece que su otorgamiento a centrales eléctricas no de dependerá ni de la propiedad ni de la fecha de inicio de operación comercial de las mismas.

En la actualidad, a pesar de que la CFE, a través de sus hidroeléctricas...

Concluyo, concluyo.

Concluyo, señora presidenta. En la actualidad, a pesar de que la CFE, a través de sus hidroeléctricas y su central nuclear genera un 19 por ciento de energías limpias, no se les reconoce y es obligado a comprar estos certificados a empresas privadas. Es cuanto, muchas gracias.

-0o0-

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez