LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención del diputado Mario Delgado Carrillo, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, durante el segundo día del seminario virtual “Por el bien de todos, primero los pobres”, sobre el tema “Análisis de la nueva política económica en los tiempos de la nueva normalidad”.

2 junio, 2020 - Prensa

DIPUTADO MARIO DELGADO CARRILLO (MDC). Gracias. Felicitar a Ángeles, a la diputad María de los Ángeles Huerta; a mi compañero de muchos años, Benjamín Robles, siempre activo, siempre proponiendo; y a todos los organizadores, a todos los participantes, a quienes nos están viendo y escuchando a través de las redes.

Me parece muy oportuno la reflexión que plantean Benjamín y Ángeles porque veníamos, a ver, que no se nos olvide, México viene de una revolución en las urnas en julio del 18, y el Presidente de la República desde el principio tomó el mandato de cambio de la gente no sólo como un cambio del sistema político, sino también del modelo económico.

¿Por qué?, porque tenemos un aprendizaje como país, en el año 2000, que supuestamente tuvimos un cambio, yo recuerdo que le preguntaron al presidente Fox si iba a cambiar el modelo económico y dijo “no, no se puede cambiar de caballo a la mitad del río”.

Y las cosas siguieron igual, un modelo económico conocido como neoliberal, pero sobre todo con el eje de la corrupción como centro gravitacional, de complicidades y corrupción, negocios al amparo del poder, privatizaciones. Y de ahí no se cambió absolutamente nada, entonces no hubo cambio como tal.

Entonces el presidente López Obrador desde el principio dijo es cambio de régimen político y cambio de modelo económico y toda la agenda legislativa ha ido en ese sentido.

Hemos aprobado cambios a la Constitución para fortalecer nuestra democracia participativa, el sueño de López Obrador, un demócrata que luchó 20 por ser presidente de México por la vía de las instituciones, por la vía de los partidos políticos, fundó un partido político para ganar la elección presidencial después del fraude de 2006 y de la elección tan controvertida de 2012; funda un partido, un movimiento que gana la Presidencia de la República por la vía pacífica, democrática y legal.

Y desde el primer discurso que da como Presidente electo dijo “vamos hacia una auténtica democracia, vamos darle más poder al pueblo, que la gente decida”; por eso tenemos la revocación de mandato, por eso tenemos la consulta popular, por eso tenemos ahí en puerta ya quitarle el fuero al Presidente de la República, por eso se le quitó al Presidente de la República la facultad de condonar impuestos.

Y se fortalece la vía democrática.

Ahora, en la parte económica, la estrategia es cambiar el modelo para ir construyendo un Estado de bienestar.

Ahora, cuáles son los pasos para la construcción de ese Estado de bienestar. Primero, llegar a poner orden, combatir la corrupción, erradicar la corrupción; y la austeridad republicana.

Que la austeridad republicana la podríamos frasear como una profunda reforma al gasto público, porque en México gastamos muy mal, somos muy ineficientes en el gasto público, el valor agregado que genera el gasto público en prácticamente todos los sectores de la economía es negativo, cercano a cero, porque buena parte del gasto se va por el caño de la corrupción o del despilfarro.

Entonces, poner orden, esa una profunda reforma al gasto público; reorientarlo hacia lo que verdaderamente importa, es inversión en la gente e inversión en infraestructura, eso ha sido el eje hasta ahora, ese tema de la austeridad, no porque sea un tema de moda o porque a la gente le gusta, no, porque tiene que haber eficacia en el uso de los recursos públicos y estos tienen que ir adonde verdaderamente importan, no financiar una burocracia dorada o que se vayan por la corrupción o el despilfarro.

Entonces, una vez que se tiene un gobierno más ligero, más eficaz, austero, entonces se pudo incrementar de manera histórica la inversión social, los programas de adultos mayores, hay 8 millones de adultos mayores que tienen su pensión; hay 11 millones de becarios en el país, se dice fácil pero es una cifra muy importante; 3 millones de campesinos que reciben, que están en los programas de apoyo; 1 millón de personas con apoyos para la discapacidad.

En fin, se llega a 18 millones de hogares, de 32, tienen un programa; y ahora con esta crisis, bueno con los créditos que se están dando, se va a llegar a 25 millones de hogares.

Habíamos hecho ya la reforma constitucional para que esos programas sociales se quedaran como derechos establecidos, no como un programa nada más de gobierno, sino como un derecho social universal. Y además, con un paso muy importante, que fue los servicios de salud universales y gratuitos para todos, un paso que ningún gobierno se había atrevido a dar en muchos años, en muchas décadas. Yo creo que es la reforma en derechos sociales más importante desde que se creó el Instituto Mexicano del Seguro Social, el IMSS, de ese tamaño es el paso que se dio.

Estábamos en eso y se atraviesa la emergencia económica, que es una crisis inédita, sin precedentes, porque no falló el Gobierno, no fallaron las empresas, no fallaron los reguladores, no fallaron los mercados. Cayó la emergencia sanitaria cuando no nos la esperábamos.

Entonces tienes una crisis de oferta, tienes una crisis de demanda y la pregunta en México y en todo el mundo es ¿cómo deben de responder los gobiernos?, ¿qué deben de hacer los gobiernos?

Y la emergencia sanitaria puso al descubierto pues un modelo con una tremenda fragilidad, el modelo neoliberal en todo el mundo basado en unos cuantos ganadores. En el momento en que entra la emergencia se ve la fragilidad.

Entonces, no nos extraña que los grupos que siempre fueron favorecidos, los que siempre argumentaban que el Estado deberíamos reducirlo al mínimo, que no debería de participar, que el papel del Estado en la economía era ser nada más un regulador sin interferir en la actividad privada que es la que genera riqueza, ahora reclama una participación masiva de rescate del Gobierno.

El Presidente de la República tiene claro una cosa, qué es lo que le toca hacer al Gobierno.

Y algo que decía el otro día el economista Stiglitz, es que la intervención de los gobiernos en esta crisis no tiene que dar como resultado lo que teníamos antes, una mayor concentración de la riqueza y los mismos ganadores de siempre.

La emergencia es una oportunidad para replantear justamente el modelo económico y replantearlo a partir de las fallas evidentes que estamos viendo.

¿Qué Estado queremos después de la pandemia? Está claro que necesitamos Estados más fuertes, más democráticos.

El tema de salud, pues yo creo que ya el tema de salud va a tener que empezar a ser tratado, ya no como un negocio en México o en ningún país, sino como un bien público global; y los servicios de salud de los países pues tienen que ser fuertes, tienen que ser universales, tienen que dar cobertura.

Me parece que el tema de la salud va a ser tratado muy diferente de aquí en adelante.

Bueno…(inaudible) la gobernanza global.

El otro día Pepe Mujica decía que si los seres humanos estamos llegando ya al límite de esta gobernanza global, tiene que surgir un nuevo multilateralismo. Es una oportunidad para Latinoamérica esa integración, ese sueño que por tantos años hemos pospuesto.

Tiene que haber una relación diferente también, creo yo en bloque como América Latina con China y todo esto es lo que va a cambiar.

Y por último, nada más decir un comentario. En México el Presidente había tomado la decisión de cambiar el modelo económico y el que se atraviese esta crisis no puede desviarnos de eso.

Ahora, él está en una apuesta muy importante, que la manera en mantener digamos la demanda agregada sea inyectando abajo los recursos, a la gente que más lo necesita, a la gente más vulnerable.

Ayer nos decía la secretaria del Trabajo que serán en total más de 4 millones de créditos, que es una inyección de recursos abajo, además de la inversión social que ya se tiene a través de los programas, a los adultos mayores se les adelantó la pensión, en fin. Se llegará la cobertura de 25 millones de hogares de 32.

Y esto junto con las otras medias que se han tomado, que no hay que subestimarlas, como lo que hizo la Secretaría de Hacienda para que la banca pudiera entrar en esta especie de moratoria de 6 meses, de no pago de interés y de capital, para que no se contamine el sistema financiero con la crisis; el manejo que ha tenido el Banco de México, donde el Gobierno de México ha respetado su autonomía, comprando coberturas para evitar la salida de reservas internacionales; el hecho también de mantener la inversión pública, pues la inversión pública es el gasto contracíclico por excelencia, de ahí que hay una enorme contradicción de sectores que piden que se cancelen los proyectos en el Gobierno, cuando deberíamos pedir que los acelere porque es justo lo que genera actividad económica.

Entonces, con esto termino, es la forma de enfrentar la crisis. Mucha gente ha pedido “por qué el gobierno no se endeuda, por qué no toma deuda”, hay restricciones naturales al endeudamiento en México, que son los ingresos tributarios, tenemos bajísimos ingresos tributarios y si el Gobierno mexicano toma la deuda programada para este año que le autorizó el Congreso, pues la deuda, por la depreciación que tenemos, el 20 por ciento de la deuda que tenemos es en dólares y porque el PIB se va a hacer pequeño, porque no vamos a crecer, la relación deuda-PIB, sin tomar un peso de deuda adicional, se va a deteriorar de 45 por ciento a 52 por ciento, es es la estimación de Hacienda.

Entonces a partir de ahí cuántos puntos más queremos sumar de deuda y eso cómo va a impactar en el costo financiero de la deuda que casi es un billón de pesos, 800 mil millones de pesos, de un presupuesto de 5 billones, y con una tasa de interés que ha venido bajando, pero que no se puede comparar la tasa de financiamiento que tiene el gobierno de los Estados Unidos o los países europeos, donde la tasa real es negativa, es decir no tiene costo para los gobiernos endeudarse.

Entonces sí hay una restricción a tomar deuda, no es tan libre como muchos piensan, que el Gobierno puede salir y tomar 10 puntos del PIB y empezarlos a gastar.

Entonces me parece que el Gobierno ha sido prudente, ha sido oportuno y tiene ahí esa capacidad de endeudamiento. Por si vamos a escenarios más pesimistas, ahí el Gobierno tiene todavía toda esa capacidad de reacción.

Y, con esto termino, sigue pesando sobre la economía de México y de todo el mundo el factor clave aquí, que es la incertidumbre que genera que todavía no tengamos una cura y una vacuna.

Entonces, normalmente tendemos a pensar como que pues ya vamos a salir de esto y no va… O sea, el fantasma del rebrote se pasea todavía por algunos países, en los que ya superaron la parte complicada de la curva.

Entonces, tal vez estemos entrando a un periodo más largo de lo que nos imaginamos donde haya la necesidad de una intervención de una política monetaria y una política fiscal más agresiva durante varios años.

Entonces, creo que el Presidente está enfrentando bien esta crisis y a partir de los datos pues vamos a tener distintas políticas.

Bueno. Muchísimas gracias por invitarme, por participar, y saludo a todos los ponentes.

LINK PARA DESCARGAR VIDEO:
https://youtu.be/45MrJBXRLig

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez