LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención de la diputada Lorena Villavicencio Ayala, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, para fijar posicionamiento de su Grupo Parlamentario, con motivo del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”.

26 noviembre, 2019 - Prensa

DIPUTADA LORENA VILLAVICENCIO AYALA (LVA). Primero, manifestar nuestro apoyo a las mujeres del mundo que han marchado incesantemente logrando visibilizar una pandemia que pone en riesgo la vida de las mujeres en sus propios países.

 

Hoy como nunca, el cuerpo de las mujeres y las niñas es un territorio de guerra y de lucro. El abuso, la violación y el asesinato, sus grandes manifestaciones, y el enojo, la trasgresión que hemos visto en las manifestaciones es una manera no solo de visibilizar el agravio, sino una manera de interpelar al Estado emplazándolo a que actúe ya.

 

No es el enojo lo que las motiva, es el miedo a que también el asesinato y la tortura sexual se normalicen, como ha ocurrido con las violaciones, el abuso y otras violencias, ello no justifica, desde luego, los actos vandálicos de quienes buscan desvirtuar nuestras causas.

 

Como se ha dicho, la violencia contra las mujeres permanece en el tiempo y no tiene treguas, se expresa en momentos de conflicto o de paz, en el espacio público y privado, con dictaduras o con democracias, porque el Estado es quien reproduce y amplifica esta violencia cuando no reconoce y respeta los derechos humanos de las mujeres como el derecho a decidir sobre nuestras vidas, tratándonos como seres incompletos e incapaces, o bien cuando deniega nuestro derecho a la justicia, acudiendo a los estereotipos de género y prejuicios que impactan las investigaciones y la valoración de las pruebas desestimando las denuncias y otorgando impunidad al agresor. Impunidad, que no solo protege al agresor sino lo empodera, mandando con ello un mensaje de permisividad para ocupar nuestros cuerpos y nuestras vidas.

 

Es el Estado quien perpetua la jerarquía de género donde las mujeres, aunque tenemos una mayor representación política, no somos todavía las que tomamos las decisiones y la inmensa mayoría de las mujeres seguimos ubicadas en la base de la pirámide social, con desventajas y desigualdades claras frente a los hombres.

 

Las mujeres somos el grupo social más discriminado en este país, lo cual se agudiza aún más por niveles de pobreza y las intersecciones de cultura, etnia o raza, por lo que la solución no estriba en culpar a nadie, cuando la discriminación está grabada en nuestro sistema social, y debemos erradicarla. Los datos oficiales están claros: son 10 mujeres que mueren todos los días en manos de sus asesinos, y una de ellas es niña; 600 mil mujeres son violadas al año, y según la OCDE tenemos una cifra anual de 5.4 millones de niñas, niños y adolescentes víctimas de abuso o violación sexual.

 

Hoy que conmemoramos el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, es preciso preguntarnos ¿cuántos programas están dirigidos a las mujeres indígenas y campesinas para lograr su autonomía? ¿Qué políticas impulsaremos para la prevención y erradicación de las violencias contras las mujeres? ¿Cuándo se reconocerá el derecho al cuidado, al tiempo propio y a la igualdad salarial? ¿Cuáles son nuestras propuestas para garantizar el acceso de las mujeres a la justicia?

 

El día de ayer el gobierno federal presentó una estrategia contra la violencia hacia las mujeres que incluye un acuerdo nacional por la vida y la seguridad de las mujeres, donde  habrá cero tolerancia a la violencia contra las mujeres.

 

Es importante que el derecho a una vida libre de violencia no solo sea una política prioritaria, sino una política de Estado que incluya a todos los poderes y fiscalías y que cumplamos, como primer paso, con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

En este esfuerzo debemos atender las causas que originan la violencia como son la crianza donde se legitima la violencia, los estereotipos que atentan contra el libre desarrollo de nuestra personalidad, lo cual somete también a los hombres y las costumbres que reproducimos las mujeres que nos relegan a una posición de subordinación y desigualdad.

 

También considerar que si mantenemos normalizada la violencia en nuestros hogares, no lograremos la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

 

Las hermanas Mirabal, nuestras mariposas inspiradoras que lucharon contra Leónidas Trujillo, a quienes debemos la visibilidad de la violencia de género en su expresión más cruel que es la del Estado, como fueron los asesinatos de estas mujeres, debemos decirles que la violencia se ha convertido en un flagelo del mundo, y que ser mujer implica un riesgo en el espacio público y privado, y que si no hacemos algo corremos el riesgo de acabar con cualquier esfuerzo civilizador.

 

Termino diciéndoles que convocamos desde Morena a que asumamos nuestra presencia casi paritaria en esta Cámara para garantizar presupuestos y una política pública acompañada de un marco normativo que prevenga, atienda y erradique la violencia no solo de las mujeres, sino también de los niños, niñas y adolescentes, a que trabajemos juntas, reconociéndonos entre nosotras mismas, y que logremos por fin la igualdad sustantiva, la justicia y la pacificación de este país erradicando la violencia contra las mujeres. Muchas gracias.

 

-0o0-

 

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez