LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención de la diputada Wendy Briceño Zuloaga, presidenta de Comisión de Igualdad de Género, e integrante del Grupo Parlamentario de Morena, para fundamentar el dictamen con Proyecto de Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y de la Ley General de Salud, en materia de violencia obstétrica.

28 noviembre, 2019 - Prensa

DIPUTADA MARÍA WENDY BRICEÑO ZULOAGA (WBZ). Con su venia, presidenta.

 

El cuerpo de las mujeres es la última frontera del capitalismo –Silvia Federici–.

 

Muy buenas tardes, compañeras y compañeros legisladores. Acudo a esta máxima tribuna para presentar el dictamen conjunto de la Comisión de Igualdad de Género.

 

El presente decreto reforma el artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para señalar y conceptualizar la violencia obstétrica como un tipo de violencia contra las mujeres.

 

Asimismo, reforma los artículos 61, 62, 64 y 65 de la Ley General de Salud, de forma tal que en dicha ley se señala de forma puntual que la atención a las mujeres durante el embarazo y los servicios de salud de prevención de la mortalidad materna infantil deberán ser libres de violencia, y que las autoridades sanitarias establecerán acciones de orientación y vigilancia institucional, capacitación y fomento de buenas prácticas en contra de la violencia obstétrica.

 

Reconozco la pertinencia de la propuesta y compromiso con la vida, los derechos y dignidad de las mujeres por parte de las proponentes, diputadas Mildred Concepción Ávila Vera y María Alemán Muñoz Castillo. Resalto también que este es un dictamen de consenso.

 

Por muchos años la violencia hacia las mujeres durante el embarazo y el parto  han sido normalizadas, naturalizadas como parte del proceso mismo. Las futuras madres han sido calladas en los hospitales y sistemas de salud.

 

En los trabajos de parto, en un alto porcentaje de casos se les pide que guarden silencio, que trabajen duro por la vida de sus hijos e hijas, que no se quejen. Se les infantiliza y se les aísla y en general pierden visibilidad en las salas de parto si no siguen los mandatos impuestos y las formas autorizadas, mientras ciertos mandatos médicos del orden heteropatriarcal buscan cómo hacer más rápido y ágil un proceso de salud enfermedad, en este caso parto, en medio de urgencias de un sistema de salud que sabemos con altas problemáticas desde hace décadas.

 

En este contexto y rompiendo con ese pensamiento normalizado en torno a la violencia, el feminismo disecciona estas relaciones desiguales, cuestiona y propone nuevas prácticas en el quehacer biomédico.

 

Hacemos énfasis en que no en todas las ocasiones es un problema del personal de atención a la salud, como ya he dicho, es un problema estructural.

 

Hoy resulta necesario hablar de justicia reproductiva y de derechos para hacer frente a este tipo de violencia que entre todas sus manifestaciones, de acuerdo al Grupo de Información de Reproducción Elegida, GIRE, se encuentran las prácticas invasivas y suministro justificado de medicación, la negativa de tratamiento o aplazamiento de la atención médica, no respetar los tiempos del parto, los regaños, burlas, insultos, manipulación de la información, falta de respeto por la privacidad de las mujeres, así como la coacción para obtener su consentimiento y otros tratos discriminatorios y humillantes.

 

Las consecuencias de no hacer algo al respecto son graves, pueden derivar en muerte materna, fallecimientos prevenibles relacionados con el embarazo, parto y puerperio, además de altos índices de secuelas en la salud emocional como depresiones postparto, incluso tendencias suicidas. Justo en el momento cuando las mujeres que deciden ser madres anhelan reconfigurar su vida personal y la de su hijo o hija.

 

Por otra parte entre 2015 y 2017 la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió 28 recomendaciones donde se han señalado diversos actos de violencia obstétrica y abusos de los derechos humanos por parte de prestadores de servicios de salud en contra de las mujeres embarazadas.

 

Integrar como un tipo a la Ley de Acceso, a la definición de violencia obstétrica, es un primer paso. Se deben de implementar mecanismos y herramientas que garanticen a las mujeres el derecho a la salud, libre de violencia y a partir de su conceptualización asentar en los códigos penales las acciones que tengan lugar para que ellos incurran en prácticas médicas violentas.

 

En este sentido es que pido su voto a favor de este dictamen por el que se reforma el artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y los artículos 61, 62, 64 y 65 de la Ley General de Salud en materia de violencia obstétrica.

 

En este caso la definición sería: Toda acción u omisión por parte del personal de salud, médico o administrativo, perteneciente a los servicios de salud públicos o privados del Sistema Nacional de Salud, que violente los principios rectores que señala el artículo 4 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, o bien que dañe física o psicológicamente, lastime o denigre a la mujer durante el embarazo, parto o puerperio, así como la negación del servicio médico y la vulneración o limitación de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de las mujeres.

 

Asimismo, con esta reforma se garantiza la atención integral y libre de violencia de la mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio, incluyendo la atención psicológica, como hemos dicho.

 

En los servicios de salud se promoverá la organización institucional de comités de prevención de la mortalidad materna e infantil y de violencia obstétrica, a efecto de conocer, sistematizar y evaluar los problemas y adoptar las medidas conducentes.

 

Y se añaden acciones de orientación y vigilancia institucional, capacitación y fomento de buenas prácticas en contra de la violencia obstétrica.

 

Fortalezcamos también el trabajo del personal médico y de la salud de las instituciones públicas. Representa, pues, un gran avance. Y quisiera cerrar con la alegría de decir que estamos avanzando, porque lo que estamos viviendo en la legislatura de la paridad es un histórico momento de transformación a favor de todas las mujeres.

 

Sin embargo, cierro con tristeza y llamando a la reflexión por todas las violencias que están sobre nosotras asesinándonos. Por abril, porque un juez corrupto liberó a su hoy asesino. Por Raquel, por Lesby, por tantas, por todas.

 

Hoy ponemos nombre y apellido a otro tipo de violencia que por muchos años se había negado, aunque se supiera que se practicaba y se practica. Y continuaremos sin descanso las legisladoras con nuestra labor y nuestro compromiso hacia las mujeres. Por tantas, por todas. Por Laura, por tantas, por todas. Ahora más que nunca lo personal es político. Ni una más. Muchas gracias.

 

 

-0O0-

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez