LXIV LEGISLATURA

Contacto  Aviso de privacidad

Cumplimos

Intervención en tribuna del Diputado Pablo Gómez Álvarez, integrante del Grupo Parlamentario de Morena y secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, para fundamentar el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales por el que se reforman los artículos 108 y 111 de la Constitución en materia de fuero.

2 septiembre, 2020 - Prensa

DIPUTADO PABLO GÓMEZ ÁLVAREZ (PGA). Ciudadanas y ciudadanos legisladores, el proyecto que se consulta es una reforma constitucional sobre la imputabilidad penal del presidente de la República. Ese es el tema.

El término con el que se conoce en el mundo occidental a un procedimiento de esta naturaleza es impeachment. Perdón por el anglicismo, pero creo que hasta nuestro Diccionario de la Lengua Española lo acepta. Es decir, el enjuiciamiento por la comisión de delitos de un poderoso, específicamente del jefe del Estado.

Nosotros hemos tenido un sistema de impunidad presidencial. El presidente actualmente solamente puede ser procesado, juzgado por traición a la patria y delitos graves. Ustedes saben que los delitos electorales no eran graves, tampoco los de corrupción; la mayoría de los delitos, pues no son graves, pero sí cometidos desde el poder. Así empezó el planteamiento de López Obrador sobre este asunto. Antes, incluso, de la reforma o de las últimas reformas penales.

La impunidad viene de lejos, es la de los reyes, de los autócratas. Nuestro país recibió una doble corriente, la corriente de la Constitución española, que era un liberalismo, pero bajo la monarquía y, la corriente de la Constitución americana, mucho anterior, muy anterior, en la que se le daba un trato distinto también al presidente, aun cuando no fuera rey. De todas maneras el presidente ha tenido impunidad para que los delitos que comete durante su ejercicio, que no son delitos graves o no es traición a la patria.

Ahora bien, distinguir inmunidad e impunidad es algo muy importante, porque la inmunidad es una cosa transitoria circunstancial. Nosotros tenemos inmunidad, pero solamente impunidad para aquellas cosas que declaremos siendo legisladores, para los delitos no lo somos. Pero la Cámara debe ponernos a disposición de la justicia, y así funciona esta inmunidad. A esto último se le llama fuero, fuero viene de foro, este es el foro, somos parte de un foro y nos tienen que expulsar del foro para que la justicia nos ajusticie.

A esto también le tenemos que echar mano, hemos hecho ya cuatro, por lo menos yo he hecho cuatro intentos y siempre he empezado bien y terminado mal en esta tarea, a través de mi experiencia legislativa.

La última tendrá que ser la vencida porque ya no habrá probablemente más tiempo para eso. Ahora, lo que tenemos que remover es esa impunidad presencial que está limitada a los delitos graves y a traición a la patria, y decir que el presidente puede ser procesado por cualquier delito. Esta es la esencia del asunto, manteniendo el mecanismo del impeachment. El impeachment es un mecanismo en el cual el Congreso se hace cargo de acusación y resolución.

Yo he propuesto eliminar el impeachment. Hay que seguir estudiando este asunto, vale la pena. No por el actual presidente, sino en general por el funcionamiento del sistema republicano, que le da al poder administrativo, que nosotros llamamos Ejecutivo, pero originalmente se le llamó poder administrativo, unas funciones muy especiales. No es el primer ministro de un régimen parlamentario.

En los sistemas parlamentarios eso de la división de Poderes no existe, es un cuento. Aquí también siempre ha sido un cuento, pero allá lo consideran un cuento y no lo aceptan, lo único que aceptan es la independencia judicial, nada más. Eso sí, y cuidan bastante de la independencia judicial, aunque en España ya se ha perdido mucho la independencia judicial, porque el bipartidismo arrojó un Poder Judicial totalmente partidista, una desgracia para este país, en fin.

En un sistema parlamentario toda resolución del parlamento es obligatoria para el gobierno, punto. No hay retos, no hay nada. Es el mismo poder, el parlamento es un órgano –perdón– el Ejecutivo es un órgano del parlamento.

Ahora, nosotros tenemos pues el sistema presidencialista norteamericano, pero pues agregado, pues con agregaciones, mejor dicho, de herencias monárquicas, de monarquía constitucional, de una Constitución que por cierto, la de Cádiz, duró muy poco y el que le dio en la torre pues fue el rey y un mexicano la puntilla, llegó a ser obispo ese mexicano, Pérez, poblano, que es correligionario histórico de las derechas mexicanas conservadoras.

Que el presidente que hemos tenido es un inimputable para la mayoría de los delitos. Yo les pregunto: ¿un Estado corrupto puede funcionar sin la concurrencia presidencial? ¿Es eso posible? ¿Podemos tener un Estado corrupto sin que el presidente sea parte de eso? Yo creo que es imposible.

En un Estado corrupto puede haber legisladores que se salven, gobernadores, si quieren, es muy difícil, pero se puede. Se puede, haciendo un esfuerzo. Presidentes municipales, funcionarios públicos de todos los niveles. Sí, es posible, hay que hacer un gran esfuerzo para evitar caer en la red, pero el presidente es la cúspide del poder administrativo y la administración corrupta. Es imposible.

Yo les pregunto: en el escándalo de Pemex Gate, para poner una cosa de delito electoral, peculado y todo eso, corrupción, ¿Ernesto Zedillo no sabía nada? ¿Pueden aquí afirmar los del PRI que Ernesto Zedillo no supo nada del Pemex Gate?

Por Pemex Gate nadie fue a la cárcel, ¿saben por qué nadie fue a la cárcel? Porque el gobierno de Fox retiró los cargos. Fíjense qué cosas, qué cosas. Y Fox obligó al procurador a declarar el no ejercicio de la acción penal por lo que él había hecho en esa misma elección, los amigos de Fox.

Yo era el denunciante, no solo presenté la queja en el IFE, sino que era el denunciante en el Ministerio Público, y parte de esa parte, de ese asunto.

Si el presidente le ordenó a Macedo de la Concha que declarara -confirmara- el no ejercicio de la acción penal. Yo le dije a Fox que él nombrara un fiscal independiente porque él era el denunciado; se negó cínicamente -pongo de testigo a Creel, que estaba presente en los Pinos-.

Claro, a ver, este es el presidente. No me digan ustedes, por favor, que Peña no sabía nada de agronitrogenados o que, ¿cuál quieren? Que la Estela de luz fue un accidente en que se atropelló a alguien y el presidente no supo nada, si él fue el que mandó a hacer la Estela. Pero, digo, Calderón también tiene su lista.

Los del PAN saben mejor cómo funcionaba el Estado corrupto bajo el PAN que lo que yo puedo decirles, pero no vienen a esta tribuna a contarnos la historia; cuento la que me consta, en la que yo fui parte de la acusación, más bien de la denuncia. La acusación nunca llegó porque el fiscal siempre estaba tranzado.

Bueno, aquí vamos a otro asunto. Una reforma como esta tiene dos maneras de actuar sobre la realidad. Los cambios que hacemos aquí a las leyes con frecuencia tienen función y valor normativo y función y valor simbólico. El valor normativo, pues es que la ley obliga a la autoridad aplicarla y al ciudadano a respetar y a someterse a lo que algunos le llaman muy pomposamente el imperio de la ley.

La función y el valor simbólico es una contribución a la conformación de valores éticos, de formas de comportamiento en sociedad, ideas que va uno aprendiendo de una generación a otra e incorporando a la conducta normal, habitual, absolutamente mayoritaria de los integrantes de esta sociedad.

En la función y valor normativo pues todos somos formalmente iguales. Sabemos que esto nada más es formalmente; los seres humanos no somos iguales, y no lo seremos mientras seamos económicamente desiguales, será imposible. Hemos conquistado la igualdad ante la ley, como dice el artículo 4o., entre hombres y mujeres, el varón y la mujer, así, en esa manera tan liberal, decimonónica de escribir, el varón y la mujer son iguales ante la ley, claro. Ni son iguales ante la ley realmente, todavía, y mucho menos iguales en términos reales.

Y lo mismo ocurre en la generalidad de los seres humanos. Por más que la ley nos dé igualdad, sabemos que solamente esa igualdad será cuando económicamente seamos iguales. Y algún día la humanidad llegará a ese momento de su desarrollo, inevitablemente, que no ha dejado de desarrollarse. La humanidad no se ha detenido, sigue avanzando.

Señores y señoras, hemos venido esta tarde a aprobar un cambio en la Constitución que tiene el elemento normativo. Nunca más un presidente debe tener ningún elemento de impunidad, nunca. La igualdad formal. Número dos, a partir de ahora todos, no hay presidente por encima de ningún otro, como valor normativo que ofrece este nuevo sistema al país entero con orgullo. Y seguiremos adelante.

Muchas gracias.

LINK PARA DESCARGAR VIDEO:
https://youtu.be/9m2l1TOtdXQ

x

TWEETS por @DiputadosMorena

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez

Tus Diputados Morena
@DiputadosMorena
14 h

#MorenaInforma Nuestro coordinador @mario_delgado1 informó que mañana se someterá a votación la integración de la Sección Instructora, la cual realizará la revisión y posible proceso de desafuero del diputado Cipriano Charrez